Ideal

Al menos cuatro muertos y quince heridos tras ser atropellados por un camión en Jerusalén

vídeo

Impactos de bala en el camión que ha atropellado a varias personas en Israel. / Afp

  • "Es un ataque terrorista", ha dicho una portavoz de la policía a Israel Radio, quien también ha dicho que los cuerpos están "desparramados en la calle"

Cuatro soldados israelíes, tres mujeres y un hombre, han muerto este domingo atropellados por un camión en Jerusalén, en un ataque perpetrado por un palestino, a quien el primer ministro Benjamin Netanyahu calificó como simpatizante del grupo yihadista Estado Islámico (EI). El conductor del camión fue abatido y ha dejado alrededor de otros 15 soldados heridos, uno de ellos de gravedad, según han informado las fuerzas de seguridad.

En el momento del atropello, un grupo de soldados descendía de un autobús para visitar la zona de Armón Hanatziv de la ciudad, cuando el conductor del camión «embistió contra ellos», precisó un portavoz de la policía, Micky Rosenfeld. El camión de transporte de mercancías finalizó su carrera sobre el césped, cerca del autobús. Se veían claramente los impactos de bala en el parabrisas.

Según varios testimonios, el conductor del camión que llevaba una grúa se desvió de su camino, aceleró y arrolló a un grupo de soldados que estaban sentados en el césped. Los fallecidos, eran veinteañeros. Una hora después del ataque, los equipos de rescate seguían intentando sacar los cadáveres atrapados por el camión.

La policía israelí no dio a conocer la identidad del conductor, pero fuentes de la seguridad palestina dijeron que podría ser un habitante del barrio de Jabal Mukaber, en Jerusalén Este, cerca del lugar del ataque. «Conocemos la identidad del atacante que, según todas las indicaciones, apoya al Estado Islámico», declaró Netanyahu, según sus servicios. «Los atentados se suceden, de Francia a Berlín y ahora en Jerusalén, y es probable que estén vinculados entre sí», añadió el primer ministro.

Uno de los guías del grupo de soldados dijo que escuchó gritar a los militares y vio el camión sobre el borde de la calzada. «Escuché a mis soldados gritar», declaró Lea Schreiber. «Vi un camión al borde del camino y soldados que disparaban en su dirección», agregó.

Otros atentados

En Israel, Jerusalén y Cisjordania ocupada se registra desde septiembre de 2015 una ola de ataques palestinos, cometidos en su gran mayoría con arma blanca y, en algunos casos, con armas de fuego o utilizando vehículos para atropellar peatones.

Antes del ataque de este domingo, uno de los más mortíferos hasta ahora, la ola de violencia, que en los últimos meses bajó en intensidad, ha causado la muerte de 247 palestinos, 40 israelíes, dos estadounidenses, un jordano, un sudanés y un eritreo.

La mayoría de los palestinos abatidos eran autores o presuntos autores de ataques anti-israelíes, perpetrados por jóvenes aislados. El drama de este domingo tuvo lugar cinco días después de la condena de un joven soldado israelí acusado de haber ultimado a un atacante palestino cuando yacía herido e indefenso en el suelo.

El sargento franco-israelí Elor Azaria, de 20 años, fue declarado culpable de homicidio voluntario por un tribunal militar israelí y es pasible de una pena de hasta 20 años de cárcel. Ésta será fijada dentro de unas semanas. Siete personas fueron detenidas acusadas de atentar contra el orden público tras organizar, el sábado, una manifestación de apoyo Azaria, "no autorizada" según la policía, frente al domicilio del presidente israelí Reuven Rivlin en Jerusalén.