Ideal

EE UU prohibirá ordenadores y tabletas a bordo de algunos vuelos de Oriente Medio

El presidente del Gobierno de EE UU, Donald Trump.
El presidente del Gobierno de EE UU, Donald Trump. / Efe
  • La Administración Trump continuaría tratando de reforzar la seguridad en las fronteras después de que los tribunales tumbaran su decreto para restringir la entrada de ciudadanos musulmanes

Estados Unidos prohibirá a partir del martes dispositivos electrónicos como tabletas y ordenadores portátiles en los vuelos desde varios países de Oriente Medio, según han informado varias aerolíneas y algunos medios de EE UU. Un tuit de la aerolínea Saudi -borrado posteriormente- y otro de la aerolínea Royal Jordanian informaron a sus clientes de una prohibición inminente de llevar en cabina dispositivos electrónicos más grandes que un teléfono móvil.

Según explicó Royal Jordanian todos estos aparatos -incluyendo ordenadores portátiles, tabletas, cámaras, reproductores de DVD y juegos electrónicos- tendrían que ser revisados bajo las nuevas reglas del gobierno estadounidense, que entrarán en vigor el 21 de marzo.

Solo los teléfonos móviles y dispositivos médicos que se necesiten en el vuelo se excluirán de la prohibición, ha añadido. El tuit fue eliminado posteriormente mientras se especulaba con que la aerolínea habríaa publicado la información de forma prematura. Un funcionario estadounidense, citado por la cadena de noticias CNN, señaló que se cree que la prohibición está relacionada con una amenaza hecha por Al Qaida en la Península Arábiga.

En un comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo que "no tenemos comentarios sobre posibles precauciones de seguridad, pero proporcionaremos una actualización cuando sea apropiado".

Países afectados

Según el Financial Times, que citó a un funcionario estadounidense, las nuevas normas serían aplicadas a ocho países de Oriente Medio, entre ellos Egipto, Jordania, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

The Guardian, por su parte, aseguró que la prohibición, anunciada por la Administración de Seguridad de Transporte de Estados Unidos en un correo confidencial, afectaría a 13 países.

La medida marcaría el último intento de la administración del presidente Donald Trump de reforzar la seguridad en las fronteras de Estados Unidos, después de que su decreto para restringir los viajes de ciudadanos de naciones de mayoría musulmana fuese bloqueado en dos ocasiones por los tribunales.