Ideal

Trump afirma que no renunciará tras sus polémicas declaraciones machistas en un vídeo

vídeo

Donald Trump, tras un acto de campaña. / Foto: Afp | Vídeo: Atlas

  • la carrera hacia la casa blanca

  • La grabación se realizó en 2005 en un autobús durante una conversación del ahora candidato republicano con el presentador Billy Bush

  • "Cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras", dice en un momento de la filmación

  • El magnate pide disculpas por lo que ha tachado de "chistes de vestuario" mientras Clinton arremete contra su machismo

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este sábado que no tiene ninguna intención de renunciar a su carrera hacia la Casa Blanca tras la cascada de reacciones negativas a la publicación de un vídeo en el que hace apología del acoso sexual a mujeres. Ante las críticas, el magnate ha asegurado que está recibiendo un apoyo "increíble".

"Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar", ha dicho Trump en una entrevista al periódico 'The Wall Street Journal', en la que niega que su campaña esté "en crisis". Sin embargo, incluso altos cargos de su partido que antes habían mostrado apoyo a su candidatura han expresado públicamente su repulsa ante el contenido del vídeo y le han retirado la confianza. Su compañero de 'ticket' electoral, Mike Pence, ha emitido un comunicado en el que se declara "ofendido, como marido y padre, por sus palabras y los actos que describe".

A dos días del crucial segundo debate contra Hillary Clinton, Donald Trump se ha visto obligado a disculparse después de que este vídeo, grabado en 2005 pero publicado el viernes por el diario 'The Washington Post', desvelase las opiniones del candidato republicano en su relación con las mujeres.

"Cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo", dice Trump a un presentador de televisión durante una conversación grabada -sin su conocimiento- en un automóvil y a la que ha tenido acceso el diario 'The Washington Post'. Entonces, Trump era un hombre de negocios y estrella de la televisión que acaba de casarse con su tercera esposa, Melania Knauss, que ha tildado de "inaceptables y ofensivas" las polémicas palabras de su marido.

"Las palabras que mi marido usó son inaceptables y ofensivas para mí", ha afirmado la exmodelo de origen esloveno y tercera esposa de Trump en un comunicado. "Eso no representa al hombre que yo conozco", ha subrayado Melania Trump.

La autenticidad del vídeo, en el que los dos hombres no se ven pero se escucha sus voces, no ha sido cuestionada por Trump, que ha tomado la poco frecuente decisión de disculparse inmediatamente. "Fueron chistes de vestuario, una conversación privada de hace años... me disculpo ante todos aquellos que puedan haberse sentido heridos", se ha justificado Trump.

En el vídeo, el magnate cuenta al presentador de televisión su primer intento fallido de seducir a una mujer. "Lo intenté y no pude, lo reconozco", dice Trump. "Me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada", afirma. La conversación continúa hasta que los dos hombres ven a una presentadora que les espera fuera del vehículo, Arianne Zucker. "Tu chica está muy buena (...). Me voy tomar un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ser que me ponga a besarla", dice Trump. "Me siento atraído automáticamente por las bellas (...) las beso enseguida, como un imán. Yo las abrazo, sin siquiera esperar", expresa en la grabación.

Este sábado, el candidato republicano ha reiterado sus disculpas a través de un mensaje emitido en vídeo. "Lo dije, me equivoqué, y pido perdón", señala Trump en su mensaje. "Nunca dije que yo era una persona perfecta, ni pretendo ser otra persona que yo mismo", destaca el candidato republicano a la Casa Blanca. "Me comprometo a ser un mejor hombre mañana, y en no decepcionarlos jamás", apunta Trump, quien ha calificado a este escándalo como una "distracción" electoral.

Pero de inmediato, el magnate ha lanzado un ataque indirecto contra su rival demócrata, Hillary Clinton, acusando a su esposo, el expresidente Bill Clinton, de maltratar a las mujeres. "He dicho cosas tontas pero existe una gran diferencia entre las palabras y los actos de otras personas. Bill Clinton realmente maltrató a las mujeres, y Hillary acosó, atacó, humilló e intimidó a sus víctimas", ha manifestado. "Hablaremos de ello en los próximos días", ha advertido Trump.

Críticas desde las filas republicanas

La publicación del vídeo llega oportunamente para la campaña demócrata, que ha contratado a un especialista para difundir una compilación de declaraciones antiguas y recientes de Trump hablando sobre las mujeres. "Es horrible. No podemos permitir que este hombre se convierta en presidente", ha señalado su rival demócrata, Hillary Clinton, en su cuenta de Twitter.

Pero la divulgación de ese vídeo también ha tenido impacto en las filas republicanas. "Estoy enfermo por lo que escuché hoy", ha expresado en un comunicado el jefe de la bancada republicana en el Congreso, Paul Ryan. "Las mujeres deben ser defendidas y reverenciadas, no ser tratadas como objetos. Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que se merece y trabaje para demostrarle al país que él tiene un mayor respeto por las mujeres que lo que este vídeo sugiere", ha añadido. Ryan tenía previsto aparecer este sábado por primera vez junto a Trump en Wisconsin, pero el presidente de la Cámara de Representantes ha decidido sacar a Trump del acto y el magnate ha optado por quedarse en Nueva York preparando el debate presidencial de este domingo con Clinton.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dicho que los comentarios de Trump son "repugnantes" e "inaceptables bajo cualquier circunstancia". El presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, también ha rechazado las palabras de su candidato: "A ninguna mujer se la debe describir en esos términos o hablarle de esa manera. Nunca".

El gobernador de Utah, el republicano Gary Herbert, ha retirado su apoyo a Trump y ha anunciado que no le votará en las presidenciales. "Las declaraciones de Trump, además de ofensivas, son despreciables. Si bien no puedo votar por Hillary Clinton, tampoco lo haré por Trump", ha apuntado Herbert en un mensaje a través de su cuenta de Twitter. No ha sido el único. El congresista republicano por Utah Jason Chaffetz también ha anunciado que retira su apoyo al magnate neoyorquino, mientras que el exgobernador de Utah Jon Huntsman ha reclamado que Trump renuncie y que sea el gobernador de Indiana y aspirante republicano a vicepresidente, Mike Pence, quien "lidere la candidatura".

Por su parte, el senador John McCain, precandidato presidencial republicano en 2008 y figura influyente de ese partido, ha anunciado que retira su apoyo a Donald Trump tras la difusión de videos con declaraciones vulgares del magnate. "El comportamiento de Donald Trump esta semana, que concluyó con la revelación de sus comentarios degradantes sobre las mujeres y su jactancia de agresiones sexuales, imposibilitan que continúe respaldando, incluso de manera condicional, su candidatura", afirma en un comunicado McCain, que se suma a una larga lista de dirigentes republicanos que se pronunciaron en el mismo sentido.

A cuatro semanas de las presidenciales y a pocas horas del segundo debate, Trump necesita aumentar su popularidad entre los electores moderados, las minorías y las mujeres.

Las revelaciones de este viernes, se suman a una larga serie de anécdotas y testimonios sobre el comportamiento machista de Trump antes de convertirse en político. En los últimos días, el magnate ha sido blanco de duras críticas por haber maltratado a la ex Miss Universo venezolana Alicia Machado, al llamarla "gorda" y "cerdita" años atrás, un tema que Clinton revivió al final del primer debate presidencial. Los insultos contra la comediante Rosie O'Donnell, quien se burló de su pelo, o las colaboradoras de la organización Trump y el programa 'El Aprendiz' que dieron cuenta de innumerables acercamientos inapropiados, se suman a la lista de comportamientos criticados al candidato.