Un estudio caligráfico permite imputar a 4 jóvenes como autores de 57 pintadas

La Policía Local y expertos en caligrafía demuestran que habían hecho 15 grafitis en monumentos y espacios protegidos

JUAN ENRIQUE GÓMEZGRANADA.
Trabajos de limpieza de grafitis en la fachada de Dar al Horra. :: A. AGUILAR/
Trabajos de limpieza de grafitis en la fachada de Dar al Horra. :: A. AGUILAR

Los grafiteros lo tienen cada día un poco más difícil. Su particular forma de escribir, de plasmar las firmas sobre las paredes, se ha convertido en el arma que servirá para condenarles, en algunos casos por delitos contra el patrimonio. Un sistema combinado de investigación policial con estudios caligráficos realizados por peritos autorizados judicialmente, ha permitido la imputación de 57 pintadas repartidas por toda la ciudad, 15 de ellas en inmuebles catalogados, a cuatro jóvenes 'writers' (autores de firmas en el argot de los grafiteros) y llevarlos ante el juzgado acusados de actividades delictivas. Puede continuar leyendo la noticia completa en 'Kiosko y más'.

Fotos

Vídeos