Movilidad cambia la señalización de la pilona de Elvira tras medio centenar de choques

Control de acceso ubicado en la calle Elvira. / Ramón L. Pérez

Entre mediados de octubre y final de año hubo 24 colisiones de vehículos con este bolardo móvil

Javier Morales
JAVIER MORALESGRANADA

La pilona ubicada en la calle Elvira, a la altura de Calderería Nueva, estrenó imagen la semana pasada, el 8 de febrero. El área de Movilidad tomó la decisión de cambiar la señalización del bolardo móvil, que desde su entrada en funcionamiento a mediados de agosto -por motivos de seguridad, tras los atentados en Barcelona- tras cuatro años bajada, ha sido protagonista de más de medio centenar de colisiones. En las dos primera semanas de funcionamiento registró 15 accidentes. Entre el 16 de octubre y el 31 de diciembre, según los datos a los que ha tenido acceso IDEAL, se sumaron otras 24 colisiones. Ninguna de las colisiones por no respetar el semáforo en este periodo ha provocado heridos.

No obstante, los choques en este punto de la calle Elvira son recurrentes. En las jornadas de más afluencia de vehículos han llegado a registrarse hasta tres accidentes diarios. Por ejemplo, los días 14, 15, 20 y 28 de diciembre. Muchos de los protagonistas son extranjeros que no están habituados a este sistema de control, o vecinos de Granada que tratan de hacer 'trampa' y colarse justo detrás de un coche con permiso de acceso.

Con estos antecedentes, el área de Movilidad ha instalado una señalización similar a la de la calle Pagés. Se ha reforzado la visibilidad de la pilona con unas llamativas bandas de pintura amarilla. Además, se ha reforzado la señalización de los semáforos: ahora hay un doble semáforo rojo con 'repetidor' -el más pequeño, situado a baja altura-, según trasladan desde el Área de Movilidad.

Además, se va a cambiar el interfono con el que los conductores pueden comunicarse con el centro de control del área de Movilidad, de tal forma que sea más sencillo. Por otro lado, se ha pintado también una señalización horizontal, sobre la calzada, para remarcar el punto en el que está situada la pilona.

En Reyes Católicos

En la pilona que impide el acceso hacia Plaza Nueva desde Reyes Católicos habrá también novedades en cuanto a señalización. Ahora, la señal que predomina es la que advierte de que hay un control de acceso por cámara. Esta se sustituirá por otra que advierta con más claridad de la presencia de la pilona. También aquí se registran colisiones, aunque no con tanta frecuencia como en la calle Elvira.

Con respecto a las pilonas de la calle Pagés y San Luis, el índice de colisiones es menor, por lo que no habrá modificaciones en la señalización, al menos por el momento. Cabe recordar que estas barreras que impiden el acceso al Albaicín a los no residentes o trabajadores en determinadas horas siguieron en funcionamiento tras la decisión, en 2013, de bajar las pilonas de la calle Elvira y las de Reyes Católicos. Con el planteamiento adoptado para aumentar la seguridad tras los atentados de Barcelona, la pilona de la calle Elvira y la de acceso a Plaza Nueva por Reyes Católicos está subida de lunes a viernes de 7.30 a 24 horas y a lo largo de todo el fin de semana, desde las 0 horas del viernes, según el horario en la web del área de Movilidad. Por lo que respecta a los controles de acceso en el Albaicín, en las calles Pagés y San Luis, funcionan de 11a 14 horas y de 20 a 24 horas en los días laborables y de 0 a 7 horas; de 11 a 14 horas, y de 20 a 24 horas durante los fines de semana y festivos.

Las únicas excepciones al control de entrada son los vehículos de residentes, aquellos en manos de propietarios de viviendas y cocheras aunque no sean residentes, los conducidos por personas con movilidad reducida, los residentes con atención familiar por dependencia, los clientes de establecimientos hoteleros y determinados trabajadores y transportes colectivos.

Fotos

Vídeos