Motril plantea crear una reserva natural en su playa más salvaje

La playa de las Azucenas no tiene duchas ni pasarelas, pero sí una gran diversidad/Javier Martín
La playa de las Azucenas no tiene duchas ni pasarelas, pero sí una gran diversidad / Javier Martín

El Ayuntamiento propone invertir 80.000 euros de las subvenciones del grupo de pesca en recuperar Las Azucenas

LAURA GAUTIERMotril

Aunque muchos lo ignoren, junto al puerto se esconde la única orilla de Motril que es de arena fina. Por este reclamo, la playa de las Azucenas ha sido siempre la gran favorita de los vecinos, pero a su vez, la gran olvidada del sector turístico, ya que nunca experimentó ese boom urbanístico que sí llegó a otras zonas como Playa Granada o Poniente. En las Azucenas no hay bloques de pisos junto al mar, pasarelas, duchas o vestuarios, pero sí cigüeñelas, algodonosas y una lapa muy singular, la Patella Ferrugínea, que habita en sus aguas y que es una de las especies que en más peligro de extinción está en el Mediterráneo. Una diversidad única que se ha ganado el favor de los ecologistas.

El Ayuntamiento de Motril está convencido del gran potencial que tiene esta playa y por eso propone convertirla en una reserva natural. El proyecto lo presentará el grupo de pesca, que lo incluye en la estrategia que ha creado para invertir una parte de los 2,3 millones de euros de fondos europeos que les preconcedieron el año pasado. Según anunció la concejal de Turismo y Pesca, Alicia Crespo, la orden para presentar las iniciativas ya ha salido y si todo va según lo previsto, el grupo de pesca contará este año con aproximadamente un millón de euros para poner en marcha proyectos innovadores que den una nueva vida al sector pesquero.

Precisamente uno de ellos consiste en convertir la playa de las Azucenas en una zona protegida, siguiendo el modelo que existe en la reserva natural concertada de la Charca de Suárez. El grupo, que lleva desde el año pasado dando forma a los proyectos en los que invertirán el dinero, reservaría un total de 80.000 euros para que la playa se convierta en una reserva natural capaz de atraer a ese turista que busca el atractivo de un destino medioambiental.

La fórmula, según indica la concejal de Turismo y Pesca, Alicia Crespo, no estaría para nada reñida con la visita de bañistas. Todos convivirían perfectamente en una playa ecológica. La única, por cierto, 100% salvaje que hay en Motril, según explica el presidente de la asociación ecologista Buxus, Pepe Larios.

Un centro de interpretación

Alicia Crespo está muy ilusionada con este proyecto que diversificaría la oferta y protegería la diversidad de la zona. La idea es crear un centro de interpretación para estudiar las especies protegidas que habitan y crecen en este entorno único. Pepe Larios, un histórico en el movimiento ecologista de la Costa y cuya asociación también forma parte del grupo de pesca conoce al dedillo la diversidad de Las Azucenas. «Las mareas que se generan sólo en esa zona ha provocado que históricamente lleguen a las orillas muchos moluscos. Por eso es de arena fina, porque con el paso del tiempo se van triturando», explica.

Además, al encontrarse en la desembocadura de la Rambla del Piojo, la playa se convierte en un lugar idóneo para el paso de aves, que sobrevuelan por una vegetación autóctona que desde Buxus se han esmerado en cuidar y mantener promoviendo incluso plantaciones con voluntarios que colocaron azucenas en una isleta. «Allí hemos visto hasta carroñeras, y flamencos antes de la ampliación», destaca Larios. El ecologista valora muy positivamente que el grupo de pesca y el Ayuntamiento quieran impulsar este proyecto. A su juicio, Motril ya cuenta con suficientes playas «turísticas», con duchas y pasarelas. «Contar con una playa así sería muy bueno para Motril, sería contar con un servicio más», apunta.

Aún así, desde el Ayuntamiento avisan de que el proyecto aún no es una realidad. Habrá que esperar a que la Junta apruebe los proyectos, ya que de eso depende la llegada de los 2,3 millones en fondos europeos que se ganó el grupo de pesca. El año pasado recibió un total de 50.000 euros para ponerse en marcha, algo insólito, ya que hasta la fecha, las subvenciones para el sector pesquero de Motril no se gestionaban desde la Costa, sino desde El Padul.

Y desde entonces, el grupo ha estado trabajando para elaborar la estrategia siguiendo una fórmula asamblearia. La fecha para presentar esos proyectos ya ha llegado, así que el Ayuntamiento y el grupo cuentan con un plazo de dos meses para enviarlos. Y si todo va según lo previsto ya en este 2018 podrán invertir un millón de euros.

Campañas en medios

Según indicó la edil de Turismo y Pesca, Alicia Crespo, hay que tener en cuenta que los proyectos se subvencionarían al 50%, por lo que la puesta en marcha de las iniciativas dependería también del apoyo que le brinden organizaciones privadas. «Del millón de euros que esperamos tener en 2018, 616.000 serán ayudas públicas y el resto inversión privada».

«Por eso vamos a lanzar una campaña en medios para informar sobre todas las iniciativas que vamos a poner en marcha para encontrar a esos inversores», indicó Crespo, que está convencida de que, sin ir más lejos, el proyecto para la playa de Las Azucenas puede suponer un auténtico revulsivo para Motril.

Fotos

Vídeos