El Centro Lorca pasa desapercibido para la avalancha de turistas de Semana Santa

Horarios del Centro Lorca. /Javier F. Barrera
Horarios del Centro Lorca. / Javier F. Barrera

No ha abierto tres de los siete días de la semana y cierra a mediodía, mientras el Picasso de Málaga no ha cerrado en toda la Semana Santa

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGRANADA

El viernes 23 de marzo se inauguró la primera exposición tras la llegada del legado y esperado Lorca al centro cultural que lleva su nombre. Tenía por delante toda la Semana Santa para abrir sus puertas y recibir a los miles de turistas que visitan Granada con ocasión de la Semana Santa.

Más información

Sin embargo, «el foco internacional que va a cambiar la vida cultural y será un foco de riqueza en todos los sentidos», en palabras de Laura García Lorca; el «espacio excepcional que va a recoger el legado universal del poeta» y que aspira a convertirse «en un centro de excelencia con una programación de calidad», según el consejero de Cultura; el, en fin, «eje, activo cultural y mascaron de proa de la ciudad», según el regidor granadino, ha estado con esas mismas puertas cerradas tres días de esta festividad (lunes, jueves y viernes santo) mientras que el martes, el miércoles y el sábado ha abierto tan solo seis horas al día (tres por la mañana y otras tres por la tarde) y el domingo lo ha dejado en otras tres horitas. Si nos da por ajustarle las cuentas al mascarón de proa del Centro Lorca, le salen 21 horas en toda la semana, una media justita de tres horas al día.

El problema es si comparamos a Lorca con Picasso, lo que supone mirar hacia el museo de la vecina Málaga, que supera la oferta del Lorca granadino por goleada horaria. Abre todos los días de Semana Santa en horario ininterrumpido de 10 a 20 horas. Esto supone 70 horas al día en Semana Santa frente a las 21 horas que ofrece el Centro Lorca. Son diez horas al día frente a tres. Por comparar. Luego, falta ir a la Oficina de Turismo de la Plaza del Carmen y preguntar por el Centro Lorca. La cara de pasmo de la trabajadora solo se le pasa cuando encuentra dos folletos del Centro Lorca en un armario del fondo de la sala: «Es que nadie nos pregunta por el Centro Lorca», reconoce, «eres el primero en toda la Semana Santa», confirma. «Sí preguntan por la Huerta de San Vicente, que tenía que estar ya abierta, pero está cerrada», termina para confirmar que el Centro Lorca es un gran desconocido.

Fotos

Vídeos