La buena marcha de los clásicos

Los vehículos, en marcha entre los asistentes./A.A.
Los vehículos, en marcha entre los asistentes. / A.A.

XIII edición de la ruta Reale de coches antiguos, una de las citas más importantes del sector

ENCARNA XIMÉNEZ DE CISNEROSGRANADA

No suelo hacerlo, pero hoy tengo que empezar no por lo que ha pasado sino por lo que va a ocurrir, hoy mismo. Y yo no me lo perdería. Granada vuelve a acoger la ruta de automóviles antiguos que, bajo la denominación Reale, se ha convertido en el encuentro más destacado del sur de Europa para los amantes de los coches de época.

Hay casi cuarenta vehículos en el parque instalado en el Paseo del Salón y allí podrán ver auténticas joyas que, procedentes de muchos lugares, se muestran con orgullo. El plan de hoy domingo incluye que a las doce y media harán un recorrido por el Centro al igual que ayer lo hicieron hasta la mismísima abadía del Sacromonte.

Con este aviso anticipado de lo que muchos disfrutamos ayer y hoy podemos repetir, les transmito algunas cosillas que me contaba el alma del evento, , de la correduría Alfonso Fígares que, además de amante de los vehículos antiguos, es un experto en lo que a ellos se refiere. Sobre todo en los seguros, y en eso Reale, la firma patrocinadora, es líder. Al director de la sucursal en Granada, le saludé junto a Alfonso, ambos pendientes -y disfrutando- del ambiente de la jornada: 37 coches desde 1923 a 1986.

En la ruta participan 37 vehículos de fechas comprendidas entre 1923 y 1986

Quien realmente me hizo disfrutar del ambiente fue mi compañero y amigo Antonio Arenas, porque él sí que sabe de este tema, del que nos suele tener informados en su sección de eso, del amor por los vehículos antiguos. Y estaba participando en un cochazo, un Lasalle del año 39 propiedad de Agustín Pastor, y donde también se montaron Fernando Salvador y Ángel García Tamayo, unido a su cámara, porque es todo un experto en vídeos y en su canal Tamayo pueden disfrutar, si no pueden ir personalmente, de esta bonita experiencia.

No son antiguos, pero tiene la capacidad de hacerlos como si lo fueran, una empresa pionera en Granada, Hurtan, la que es capaz de hacer realidad nuestros sueños de tener un coche muy especial. Saludé a su fundador, Juan Hurtado que estaba en la buena compañía de su hijo Francisco , su nuera María y dos de sus siete nietos, Curro y Lucía, que se dejaban fotografiar felices. Como lo hicieron tres de las niñas que se asomaron por el parque cerrado, Irene, Celia y Sofía que disfrutaron de una experiencia única.

También estaba Javier Molina, que ha seguido la estela de su padre que impulsó el Club de Automóviles Veteranos de Granada con un R44, al que llamaban 'bigotes' -sigo las enseñanzas de mi profe Arenas-. Y por allí estaba Carlos Aravaca, que fue piloto de Iberia y que es toda una institución en la materia con más de una decena de vehículos que, dados su dotes de ingeniería, se encarga de arreglar personalmente.

La ruta Reale, además de encuentro y devoción, tiene su punto de solidaridad, y para ellos se ha contado, en esta ocasión, con el apoyo de personas del Centro de Inserción Social Matilde Cantos. Y también hay espectáculo, con disfraces y con un parque infantil donde los peques -puedo asegurarlo- lo pasan en grande y gratis, gracias a la iniciativa de Infiniton que, no los conocía, pero que lo están haciendo fenomenal.

Trece años es toda una trayectoria. La que Alfonso Fígares ha conseguido junto a buenísimos colaboradores como su mujer Pilar Vicioso, su cuñada, Antonia Vicioso, y su cuñado José Miguel Zurita, además de amigos como Paco Melero y Victoria Muñoz. Y hay futuro porque allí estaba también la peque, su nieta, Pilar Viguera.

Y otros buenos apoyos como el jurado formado por María José y Antonio; Ángeles y José; Gloria y Alfonso; o Esther y José Antonio. Y es que con tanta solicitud siempre hay que seleccionar; no es fácil.

Tengo más protagonistas como Rafael Soria, que llegaba de Mancha Real y que es el presidente del Club Al Andalus de Jaén; o como una buena amiga, Maribel Lozano, que es fiel a este tipo de citas donde, por cierto -y es una de las características de la ruta Reale- también se incluye el que se pongan las vestimentas de la época. Y algunas eran espectaculares.

Pregunté por alguno de los más veteranos -eso ya es rizar el rizo-, y así pude conocer a Juan Miguel Sánchez, que rayando los ochenta años es fiel a la cita con su Ford-T del año 1923, un coche que me contaba, no tiene freno sino uno de emergencia que va en el cambio. A Juan Miguel le encantan los coches desde chico y tiene una decena 'en rodamiento' y otros veinte a la espera de que tenga tiempo para arreglarlos.

También estuve charlando con José Cruz que, junto a su mujer Loli y su hijo Jorge; y me hablaron de Araceli Becerril... En definitiva, una buena reunión de amantes de coches, de tradiciones, de buen gusto y de mucho más. La ruta Reale lleva el nombre de Granada por muchos lugares. Y nosotros, encantados de recibirla.

Fotos

Vídeos