Ideal

Los alumnos de la escuela de idiomas se suman a las protestas para evitar el traslado

video

Los alumnos de la escuela se manifestaron ayer a las puertas del instituto Francisco Ayala. / A. SÁNCHEZ

  • La Junta insiste en realizar el traslado en septiembre y la polémica llegará mañana al pleno del Ayuntamiento con una declaración institucional de todos los grupos

Cerca de 200 alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) se movilizaron en la tarde de ayer en la entrada del instituto Francisco Ayala, sede actual del centro público de lenguas. La protesta, que se une a las realizadas desde hace semanas por sindicatos y grupos políticos, persigue que no cambie la sede de la EOI, que a partir de septiembre se ubicará en las instalaciones del colegio Arrayanes, ubicado frente al centro comercial Kinépolis, según volvió a confirmar en la mañana de ayer el delegado de Educación, Germán González.

Las razones por las que los estudiantes no quieren que se lleve a cabo el traslado son dos: la accesibilidad y la capacidad. José Luis Pedregosa, representante de los alumnos en el consejo escolar de la EOI de Granada, explica que la nueva instalación se encuentra ubicada en un punto de la ciudad al que es complicado acceder andando o en transporte público y considera que esto restará presencia de estudiantes con el paso de los meses.

Pedregosa también asegura que la escuela de idiomas «se queda pequeña antes de empezar». A su juicio, se necesitan más plazas «y tiene muchas carencias que obligan a realizar una inversión superior a los 60.000 euros, algo que implicaría sacar la obra a licitación pública y que provocará que para septiembre no esté». Pedregosa añade que esta protesta no es nueva y que desde hace años los alumnos y la directiva de la escuela se negaron a que se ejecutara el traslado ya que no cumplía «las expectativas».

La delegación de Educación sigue adelante con su proyecto de tener la escuela de idiomas trasladada en el mes de septiembre y el responsable de este departamento en Granada, Germán González, volvió a confirmar ayer las intenciones del Ejecutivo andaluz. «Hay sitio suficiente y no tenemos ni un solo dato que nos haga dudar de que la sede estará disponible en septiembre», afirma el delegado.

González considera que en los últimos días -PP y C's convocaron una rueda de prensa conjunta al respecto el pasado lunes- «se están vertiendo informaciones que no son reales. No es verdad que no haya sitio suficiente, no es cierto que esté mal comunicada la zona y tampoco es real que vaya a haber 700 plazas menos durante el próximo curso». La delegación de Educación añade además que a partir de septiembre se ofertarán tres nuevos cursos, de Inglés, Francés y Alemán, estos dos últimos en modalidad semipresencial. El responsable de Educación deja entrever además que la nueva ubicación disgusta a PP o Podemos por encontrarse en el barrio de Almanjáyar. «¿El problema es ese? No compartiremos ninguna posición que defienda que Almanjáyar no es un barrio adecuado para la Escuela Oficial de Idiomas», declara Germán González.

Las protestas continuarán en la tarde de hoy, cuando está previsto que se vuelvan a manifestar estudiantes de la escuela a las puertas del instituto Francisco Ayala reclamando la paralización del traslado. Mañana viernes, la polémica irá al pleno municipal del Ayuntamiento de Granada, que sacará adelante un toque de atención al Gobierno andaluz para que no lleve a cabo la mudanza hasta el colegio Arrayanes, tal y como demandan los alumnos.

El pleno del orden del día recogía ayer que tanto PP como C's iban a llevar al mismo una moción conjunta al respecto, pero los portavoces de los cinco grupo políticos han decidido dar luz verde previamente la moción y que esta acuda al pleno como declaración institucional, que tendría que tramitarse hoy por vía de urgencia. De una forma u otra, dado que PP y C's cuentan con mayoría en el pleno del consistorio, el texto que finalmente se exponga saldrá adelante y la delegación de Educación tendrán sobre la mesa una nueva queja encaminada a que la EOI no se mueva de su ubicación actual.