Ideal

Los otros 'okupas' del Albaicín

Coche estacionado en una parada de taxi e hilera de vehículos en la placeta de los Ortegas.
Coche estacionado en una parada de taxi e hilera de vehículos en la placeta de los Ortegas. / J. M.
  • Los vecinos protestan por los coches en zonas restringidas tras mes y medio de avería en la pilona y la cámara que impide el acceso a la calle Pagés

Cualquier hueco parece ser bueno para aparcar en el Albaicín. Cuando el descampado junto a la muralla de la Alberzana cuelga el cartel de 'completo' toca improvisar para acceder al barrio. Los vecinos trasladaron a la última junta municipal de distrito su inquietud por los estacionamientos indebidos y adjuntaron para justificarla una decena de imágenes. Coches y motos sobre las aceras, autobuses taponando la cuesta del Chapiz o vehículos a las faldas de Dar al Horra son algunas de las imágenes de este álbum. Atribuyen la situación a la falta de control policial, al acceso de vehículos de alquiler por carrera del Darro y a que la pilona y la cámara de la calle Pagés no funcionan.

Este diario comprobó que, efectivamente, son habituales las infracciones de movilidad. No es difícil ver vehículos sobre las aceras, o aparcados junto a líneas amarillas continuas. Por ejemplo, en Placeta de las Minas, todo lo largo de la calle Pagés o la placeta Aliatar. Al margen de las vías más anchas, en las plazas escondidas y las callejuelas del barrio se acumulan coches a un lado y a otro. En la mayoría de los casos no hay señales que lo prohíban, pero salta a la vista que dificultan la circulación para vehículos y peatones.

Tal y como figura en las propuestas remitidas por la asociación vecinal Bajo Albayzin al Ayuntamiento en la junta municipal de abril, «se ha detectado un incremento del uso del vehículo privado en el barrio, tanto a nivel de circulación como a nivel de aparcamiento». Una densidad que alcanza su tope en las horas de la tarde.

Lo vinculan a los fallos en la cámara y la pilona de la calle Pagés, que deberían impedir el acceso a no residentes. De acuerdo con Lola Boloix, presidenta de Bajo Albayzin, «a la pilona le está pasando algo, hay montones de coches que no son los habituales». Explica que el Ayuntamiento ha admitido el fallo y que el control de entrada por la zona más alta lleva un mes sin operar. «Tenemos muy pocos aparcamientos, y si están todos ocupados, ¿dónde metemos los coches?» Recuerdan los vecinos su petición de que el próximo plan parcial incluya en el barrio «pequeños aparcamientos».

A corto plazo, insisten en «la necseidad de hacer cumplir la ley y las ordenanzas en cuando al estacionamiento indebido de vehículos». Piden también aparcamientos exclusivos para las motos, de tal forma que 'roben' espacio a los coches ni alos peatones.

También hacen referencia a los microbuses turísticos que llevan a los visitantes hasta las zambras del Sacromonte. «Siguen haciendo uso del aparcamiento de minusválidos a la entrada de la calle San Juan de los Reyes, es imperante que pongan fin tajante a esta práctica». Asimismo, alertan de que siguen las «furgonetas acampadas» en lugares como San Nicolás, la placeta de las Minas, el Aljibe de la Gitana o el callejón de las Monjas.

El Ayuntamiento ha recogido las quejas de los vecinos. El pasado martes mantuvieron una reunión con la responsable de Movilidad, Raquel Ruz, que explicó a este periódico que ya trabaja en solventar el posible fallo a la entrada de la calle Pagés. Asimismo, ha transmitido a la jefatura de Policía Local el incremento -así lo perciben los albaicineros- de las infracciones de tráfico en la zona. «Van a hacer un seguimiento del estacionamiento irregular por la calle San Luis y por el Zenete», anunció Ruz

La limitación de paso a los taxis y la revocación de permisos de entrada al vecindario para microbuses son otras de las peticiones de Bajo Albayzin. Además, reclaman la eliminación del tren turístico.