Ideal

Felipe López mantiene la voluntad de la Junta en la puesta en servicio comercial del Metro de Granada en marzo de 2017

  • El consejero de Fomento y Vivienda informa en el Parlamento sobre los avances para ampliar las pruebas dinámicas hasta Armilla y su futura explotación

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha reiterado en el Parlamento autonómico la voluntad de la Junta de Andalucía para que la puesta en servicio del Metropolitano de Granada se efectúe en marzo del próximo año 2017, de acuerdo al nuevo calendario de trabajo consensuado con las empresas contratistas de los sistemas e instalaciones del metro ligero. López se ha referido así al mantenimiento de la planificación de los trabajos y el calendario previsto para la puesta en funcionamiento de este modo de transporte ante el recurso presentado recientemente por una de las empresas que han concurrido en el proceso de adjudicación para el contrato del servicio de operación.

El consejero, que ha comparecido en la Comisión de Fomento y Vivienda de la Cámara andaluza, ha mostrado su confianza en que dicho recurso "se resuelva en la línea de la valoración que la mesa de contratación efectuó en su momento y esperamos que la decisión del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales se produzca en el plazo previsto de 15 días desde la interposición de dicho recurso”, ha agregado.

Según Felipe López, "seguimos trabajando conforma de la hoja de ruta trazada y la reciente extensión de las pruebas dinámicas con trenes, desde la parada inicial de Albolote hasta la parada de Hípica, en el barrio granadino del Zaidín, nos han permitido prolongar estos ensayos hasta el 75% del trazado total, visualizándose así el avance en la recta final de este sistema de transportes". A su juicio, "una vez se abra al tráfico esta Navidad el paso inferior de acceso al centro comercial Nevada, que discurre bajo la plataforma del metro, estaremos en condiciones de prolongar ya los recorridos en prueba hasta Armilla, completando así todo el trazado comercial”.

En paralelo a este hito, ha explicado, se completará la instalación de los sistemas de señalización y comunicaciones del metro en su último tramo hasta Armilla, necesarios para la explotación comercial, “de manera que en febrero del próximo año podamos abordar las denominadas pruebas en blanco”, que preceden a la puesta en servicio, al ser el test final al que se somete toda la infraestructura, trenes y sistemas, con carácter previo a la entrada en funcionamiento comercial.

"Una vez se resuelva y pueda procederse a la firma del contrato del servicio de operación del Metropolitano de Granada, se iniciará con carácter inminente el proceso de selección y formación del personal para cubrir las 112 plazas previstas, entre conductores, supervisores, operadores del puesto de mando, así como otras funciones necesarias para la explotación del metro ligero", según ha indicado el consejero.

Felipe López ha informado de que el nivel ejecución de la inversión del Metropolitano de Granada se sitúa ya en el 95%, sobre un presupuesto total de 558 millones de euros, cifra que incluye la infraestructura, sistemas, material móvil, gastos para la fase de operación, así como intereses e impuestos. “Esta gran inversión --ha puntualizado López-- y su impacto en la movilidad del área metropolitana de Granada, permitirá retirar hasta tres millones de coches anules de la circulación, lo que representará una mejora de la calidad del aire, que tiene que ver con la salud de la población, así como con la modernización de la ciudad”.