Todas las polémicas del 'MasterChef' más tenso y respondón

Pepe Rodríguez, Eva González, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera ya se han convertido en unos clásicos de TVE con 'MasterChef'. /R. C.
Pepe Rodríguez, Eva González, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera ya se han convertido en unos clásicos de TVE con 'MasterChef'. / R. C.

El concurso regresa a TVE con su sexta edición. Pepe, Jordi y Samantha se turnarán para sustituir a Eva González, de baja por maternidad. «Nos hemos hinchado a currar»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Hay tres cosas que no cambian en TVE: el rostro de Jordi Hurtado, los cabreos de Antonio Alcántara y el éxito de 'MasterChef'. El concurso de cocina que produce Shine Iberia presentó ayer su sexta edición de adultos, con la que ya suma trece a sus espaldas si se cuentan las protagonizadas por famosos (dos hasta ahora) y la infantil (cinco). Una trayectoria que desmiente la teoría de que la gastronomía en televisión haya pasado de moda (la anterior temporada reunió a una media de 2.495.000 espectadores, el 17,5% de 'share'). Que se lo digan a Pepe Rodríguez, Jordi Cruz o Samantha Vallejo-Nágera, un jurado que no ha variado desde su estreno en 2013. O a Eva González, la presentadora, a la que solo veremos esta vez en los seis primeros programas, ya que tuvo que abandonar el rodaje por el avanzado estado de gestación de su primer hijo, Cayetano, que nació el 4 de marzo. De momento, no tiene fecha de estreno, aunque podría sustituir en parrilla a 'Maestros de la costura', cuya final se celebra este lunes.

«He aguantado todo lo que he podido y no ha sido fácil montada en esos tacones. Lo bueno es que algún día podré enseñarle estos programas a Cayetano», explicaba la presentadora sevillana a través de un vídeo, ya que no pudo asistir a la rueda de prensa. Su ausencia será la principal novedad de esta edición y la sustituirán los propios miembros del jurado, con Pepe como portavoz. Algo habitual en las 40 versiones internacionales del programa, que no cuentan con la figura del conductor.

«Nos hemos hinchado a currar, hemos intentado cubrir ese espacio como nos ha sido posible, intentando hacerlo bien», reconoce Jordi Cruz a este periódico. «Ella aguantó al pie del cañón, incluso estiró su baja una semana más. Nosotros no podemos sustituirla, nadie ha cogido su testigo, nos hemos rotado en sus funciones. Tampoco hemos querido a otra presentadora, queremos que sea ella», añade Samantha.

Tendrán que hacer frente a la generación de concursantes más respondona de la trayectoria del formato en nuestro país, tal y como se han visto en las promos que ha emitido hasta ahora la cadena. Uno de los requisitos que deben aceptar los concursantes es dirigirse al jurado por el nombre de 'chef', pero ni eso se ha respetado. «Ha habido mucha tensión, unos piques terribles. Creo que hay de todo, va en cada personaje. Resabiados y contestones los ha habido siempre, pero hay algunos que les explicas las cosas y no te dejan ni hablar», confiesa Pepe, que ya se define como «un veterano de la televisión». Y eso que tenían dónde elegir, porque han batido el récord de 'casting' con más de 23.000 personas presentadas.

Libros... y ahora restaurante

Una de las cosas que más echa en falta el público del programa es la posibilidad de saborear y oler el resultado del trabajo de los participantes. Pero eso ya será posible a partir de la semana que viene ya que 'MasterChef' abrirá su primer restaurante en Madrid. Una estrategia de marketing que se suma a los más de 230.000 libros que el formato ha vendido en estos cinco años y todos los utensilios de cocina, aceites y sales que ha licenciado con su marca. También ha sabido expandirse fuera de la pequeña pantalla a través de sus concursantes, el 85% de ellos, según la productora, dejó su ocupación para dedicarse profesionalmente a la cocina tras pasar por el programa.

Fotos

Vídeos