El emocionante relato de Patricia Montero de su espectacular pedida en su "querida La Herradura"

"Los amaneceres y atardeceres, de ese paraíso son, una auténtica maravilla"

R. I

El pasado fin de semana conocimos en las redes sociales la increíble y romántica pedida de mano de Álex Adróver a Patricia Montero en La Herradura. La actriz, y actual concursante de Masterchef Celebrity, y el también actor se escaparon a la localidad granadina y bajo el agua, en medio de una sesión de buceo, y con la colaboración de Open Water, el intérprete le puso el anillo a su novia.

Ahora la propia Patricia Montero ha contado en su blog cómo sucedió todo:

"Este fin de semana ha sido muy especial y, sin duda, será una fecha para recordar. Todo aparentaba ser normal, una escapada más a nuestra querida “La Herradura”, bastante improvisada cómo es habitual, y, nada parecía indicar que de un fin de semana muy preparado se trataría.

Alex tenía prevista toda una sorpresa que desencadenaría en una pedida de mano. Anillo, pétalos, champagne, tarta, amigos, música… pero antes de eso, nos esperaban unos días mágicos, en una de las idílicas villas de marinavillages.com

Los amaneceres y atardeceres, de ese paraíso son, una auténtica maravilla.

Ni idea tenia de que Noelia, encargada de las villas, sería otra de las cómplices de la sorpresa. La casa era demasiado grande y sobraban habitaciones, el porqué lo descubrí después. 😂

El acontecimiento fue bajo las profundidades. Todos conocéis nuestra afición por bucear y, el ¡sí, quiero! no podía tener mejor decorado que el mar.

Aprovechando la increíble temperatura que hay ahora por el sur, decidimos hacer una inmersión con amigos. El mar estaba a 20°C, y no podíamos dejar escapar la oportunidad de hacer, la que probablemente sea, la última inmersión del año. Tuvimos mucha suerte, el agua estaba cristalina, con mucha visibilidad.

Una inmersión muy bonita y tranquila, hasta que algo llamó la atención de todos: una cajita de madera, que parecía un pequeño tesoro, apoyada en el fondo, a unos 5 metros. Con gestos, todos me señalaban la cajita y yo muy intrigada compartía con ellos la sorpresa, pero sin darme por aludida en ningún momento.

¿Qué será? ¿Se le habrá caído a alguien? ¿Parece muy nueva? jajaja a veces soy tan “rubia”… jajaja ni cuenta me di, que mientras yo pensaba todo eso, me habían rodeado todos y seguían señalándome la cajita, indicándome que la abriera 😂.

Me acerqué y me di cuenta entonces que había un anillo. Alex sacó una pizarra y escribió: ¿QUIERES, casarte conmigo?

Muy emocionados, Alex cogió la cajita, porque yo no daba una entre la emoción y el nitrógeno, jaja. Buscamos un lugar donde arrodillarnos, sacó el anillo, me lo puso y vivimos unos minutos, absolutamente, ¡increíbles! Sin hablar, sin hacer demasiado, solo mirándonos y abrazándonos".

Siga leyendo en su blog.

Fotos

Vídeos