El Prado abre al público su memoria

El Prado abre al público su memoria

El museo digitaliza 12.000 documentos, entre los que se incluyen el acta de defunción de Goya o el expediente que nombra a Picasso director

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Además de un edificio y de sus cuadros y esculturas, el museo del Prado es también una memoria, la de un tiempo y un país. Los archivos de la pinacoteca guardan documentos que ayudan a entender la historia y el arte de España: el acta de defunción de Goya, el expediente en que se nombra a Picasso director del Prado... Ahora, tras un proceso de digitalización en el que ha colaborado Telefónica, todos esos legajos estarán accesibles al público en la web 'archivo.museodelprado.es'. En total, 12.000 documentos, que se unen a las 15.000 obras de arte que ya estaban disponibles desde hace dos años en la página de la institución.

«El público podrá ver lo que ha sido el día a día del museo, con sus buenos y malos momentos y con las compras, mejor o peor resueltas», aseguró el director del Prado, Miguel Falomir, durante la presentación del proyecto. «Este archivo es la memoria del museo, la información que da las pautas del devenir de su historia», indicó, por su parte, la responsable del área de Biblioteca, Documentación y Archivo.

El Prado se inauguró el 19 de noviembre de 1819, pero los primeros documentos digitalizados datan de unos años antes, 1814. Son los que proyectan la nueva pinacoteca, y entre ellos destaca la solicitud a la Academia de San Fernando de un conjunto de cuadros para que fueran trasladados hacia la nueva institución, que fue inaugurada con 311 obras en sus paredes.

La complicada historia de la pinacoteca, paralela a las vicisitudes de España, se explica a través de algunos de los escritos que ahora se hacen públicos. Así, se encontrarán los documentos del Museo de la Trinidad, que en 1872 se fusionó con el Prado o epistolarios de figuras de la cultura como la familia Madrazo o Valentín Cardera.

Velázquez, Goya, Picasso, la santísima trinidad de la pintura española está más que representada en los escritos subidos a internet. Del último año del siglo XIX data la documentación relativa a una gran exposición sobre Velázquez, que se organizó con motivo del tercer aniversario del nacimiento del pintor sevillano y así, miles de documentos que amplían la perspectiva del museo. De Goya está su acta de defunción, expedida en Burdeos el 21 de abril de 1828. Y de Picasso, su nombramiento como máximo responsable del Prado por un decreto del presidente de la República, Manuel Azaña: sucedió el 19 de septiembre de 1936, pero el artista malagueño nunca ejerció. De hecho, ni siquiera regresó a España antes de su muerte.

La página principal del archivo se divide en áreas temáticas: 'Correspondencia de los directores', con 3.442 documentos; 'Gestión económica', con 233 archivos; 'Proyectos museográficos', con 186 resultados; o la 'Guerra Civil', con 280 búsquedas.

Libros de contabilidad, presupuestos o justificantes de pago, que ayudan a entender la gestión económica de un gigante del arte como es el Prado, quedan a disposición de los usuarios que accedan a la web. Rebuscando, se puede hallar la orden de traslado del 'Guernica' al Reina Sofía o notificaciones de la venta del 'Cristo crucificado', de Velázquez. De la Guerra Civil aparecen documentos para la protección de obras concretas y las que fueron incautadas por la Junta del Patrimonio Histórico, además de las que fueron evacuadas al extranjero durante la contienda.

Fotos

Vídeos