Penélope Cruz y Javier Bardem, realidad y ficción en Cannes

Penélope Cruz y Javier Bardem posa durante la presentación de la película 'Todos lo saben'. / Foto: Clemens Bilan (Efe) | Vídeo: Atlas

La pareja inauguró el festival con la proyección de 'Todos lo saben', donde la actriz interpreta a una mujer castigada

MARÍA ESTÉVEZCannes

Penélope Cruz y Javier Bardem inauguraron la 71 edición del Festival de Cine de Cannes con la película 'Todos lo saben', del director iraní Asghar Farhadi, en la que han vuelto a trabajar juntos. Cruz interpreta a Laura, una madre que regresa a su pequeño pueblo de Castilla-La Mancha para una boda. Cuando su hija adolescente es secuestrada durante la recepción, retornan los demonios del pasado. Sobre todo uno, el exnovio, interpretado por Bardem.

Actuar juntos en esta película ha sido un gran reto para la pareja, pero parecen conocer el secreto para hacerlo sin que la presión se traslade a su hogar, donde les esperan dos niños pequeños: separar el rodaje y la familia. «Sé que su proceso de trabajo es distinto al mío», explica Cruz. «Él no busca la comodidad. Yo trato de huir de mi personaje, mientras él bucea en su papel. Afortunadamente, desde que tenemos hijos, sabe separar ambos mundos».

Casados desde 2010, se conocieron hace 26 años, cuando protagonizaron 'Jamón, jamón', y se reencontraron, y enamoraron, en 2008 con 'Vicky Cristina Barcelona'. El año pasado, volvieron a ser pareja en la ficción con 'Loving Pablo', donde él se mete en la piel del narcotraficante Escobar y ella en la de su amante, Virginia Vallejo. Y ahora, en 'Todos lo saben', ella es la protagonista: «Laura es una mujer castigada por el sufrimiento, para quien no hay descanso posible», aseguró la actriz. «He tenido que hacer un esfuerzo tremendo para no llevar a casa el papel que interpreté. Cuando era joven intentaba actuar desde mi experiencia. Era una tortura. Y ya no me permito vivir dentro del personaje durante meses. Es mejor compartimentar. Separar la vida personal del trabajo».

«Ahora puedo saltar de mi realidad a la ficción», prosigue Cruz. «Me fascina esa danza, de mi casa al trabajo. Siento pasión por lo que hago, pero eso no quiere decir que tenga que sacrificar mi vida personal. El resultado no es mejor por vivir con un personaje durante meses, aunque no niego que, a veces, use cosas de mi vida privada para los papeles que interpreto. Es un hecho que Javier y yo nos apoyamos y confiamos uno en el otro. Eso realmente ayuda. No planeamos trabajar juntos cada dos años, pero cuando surge la oportunidad, lo hacemos».

Penélope Cruz y Javier Bardem son una 'power couple', una pareja con poder, como se les denomina en Estados Unidos. Probablemente, la pareja con más poder de la historia cinematográfica española. «Para mí tiene un significado especial colaborar junto a Javier porque respeto su opinión», dijo Cruz. «Obviamente, la suya es una de las opiniones mas importantes de mi vida». La actriz brinda una soberbia interpretación en 'Todos lo saben' y su nombre suena ya para los premios que concede el festival.

Admiración

En la gala de inauguración la pareja se susurraba al oído, demostrando en la ternura de sus gestos la profunda compenetración de su relación. «Siempre he admirado a Penélope por su capacidad de exigirse emocionalmente, pero en esta película se ha superado», dijo Bardem, sin disimular la pasión que siente por su mujer. «Estas dos películas seguidas han sido producto de las circunstancias, pero no vamos convertirlo en costumbre. Es más fácil para la familia trabajar juntos. Sin embargo, también nos puede poner de los nervios».

La aparición de Cruz y Bardem abrazados en la alfombra roja era la representación del amor, de la sincronía y de la felicidad. Logran mantener su amor en una industria notoriamente complicada para las parejas. Quizá porque han llegado a un acuerdo para separar su vida profesional de la privada, evitando con ello la atracción de los medios del corazón, como reconoció Bardem. Esa armonía se traslada también a la remuneración económica.

Penélope reveló que ambos habían cobrado la misma cantidad por participar en 'Todos lo saben', una situación inusual en Hollywood, donde se impone la brecha salarial entre hombres y mujeres. «Sí, en realidad sí», admitió Cruz, mientras Bardem la miraba embobado, antes de proclamar que ella sigue siendo la joven que le maravilló en 1991 rodando 'Jamón, jamón'. «Es trabajadora, generosa, respetuosa.».

Ella devuelve el halago, y le atribuye parte de su éxito: «Cuando tienes frente a ti a un actor que no conoces, te sientes observada. Pero cuando tienes a tu lado a alguien en quien confías, alguien que te cuida... Eso es muy especial».

Fotos

Vídeos