Rusia reina sobre el hielo del Palacio

Los jugadores rusos posan con su medalla de oro tras ganar en la final a Kazajistán. /
Los jugadores rusos posan con su medalla de oro tras ganar en la final a Kazajistán.

La selección rusa de hockey hielo masculino cumple el pronóstico y se lleva la medalla de oro tras superar en la final a Kazajistán

JULIO PIÑEROGRANADA

La selección masculina de hockey hielo de Rusia cumplió el pronóstico y consiguió ser la mejor de la Universiada de Granada. Superó en la final a Kazajistán por 1-3. Fue un duelo que los rusos encarrilaron ya en el primer periodo y después se limitaron a dejar pasar los minutos. Los kazajos no es que salieran acomplejados, pero sí eran conscientes de que a día de hoy son inferiores a un rival mucho más poderoso.

1 KAZAJISTÁN

3 RUSIA

Con mucha fuerza actuaron las dos selecciones finalistas. Pese a su inferioridad sobre el papel, Kazajistán estaba dispuesto a presentar mucha batalla, pese a que había disputado un partido muy duro menos de veinticuatro horas antes frente a la República Checa. Pero la lógica comenzó a imponerse pronto. Shingareev sacó rédito de una acción rápida para elevar el primer tanto al electrónico para el conjunto ruso.

No se rindió por ese contratiempo el equipo kazajo. Logró llegar en más de una ocasión a pista contraria y tuvo opciones de disparar hacia la portería. Zyatkov se encontró con el palo en uno de sus lanzamientos. Se fueron dando exclusiones, como es habitual en el hockey hielo. Las defensas fueron duras, como era de esperar por una parte y otra. El paso de los minutos trajo el segundo gol de los rusos. En este caso fue Krivchenko el que anotó el segundo, lo que hacía ver la fortaleza de este equipo, que ya había logrado el día anterior superar a Canadá en una semifinal muy dura.

El segundo periodo resultó menos cargado de intensidad. Kazajistán decidió dedicarse más a tareas defensivas para intentar que Rusia no le hiciera tanto daño como en el primer parcial. Tuvieron más el disco los rusos, pero las ocasiones apenas se sucedieron.

Aún así llegó el tercero. Torchenyuk logró batir al portero kazajo en un ataque muy rápido. Fue excluido poco después Barbashev, pero tampoco eso lo supo aprovechar Kazajistán, que se aproximó en pocas ocasiones a la portería rival. Fueron transcurriendo los minutos y casi no se dieron oportunidades ni para uno ni para otro. El partido parecía ya decidido a falta solo de disputar el último parcial.

En el tercer periodo sí fue capaz la selección de Kazajistán de inaugurar su casillero. Safin aprovechó un acción de ataque para batir de un disparo certero al portero ruso. Restaban aún mucho tiempo, pero iba a ser muy difícil que Rusia se dejara sorprender otra vez. El conjunto kazajo continuó con una defensa muy presionante. Ishmametyev fue excluido por dos minutos, producto de esa gran presión defensiva. Pasaron los minutos y se veía complicado que el triunfo se le escapara de las manos al equipo ruso. Supieron controlar el juego y frenaron los intentos de ataque de su rival.

El guardameta kazajo tuvo que emplearse a fondo durante varias ocasiones para evitar así que la cuenta de Rusia se ampliara. A los dos equipos dio la impresión de pasarles factura el enorme esfuerzo que tuvieron que hacer durante el día anterior en dos semifinales muy intensas y que no se decidieron hasta los instantes finales.