Samsung y Orange traen a España un smartwatch independiente del móvil

Se venderá en dos modelos./J. A. G.
Se venderá en dos modelos. / J. A. G.

Llegará en septiembre y el precio rondará los 300 euros

JOSÉ A. GONZÁLEZBerlín

Los relojes inteligentes han venido para quedarse. Según datos de la consultora IDC, las ventas de estos weareables crecieron un 8,2% en comparación con 2017 y se espera que «dos de cada cinco ventas de wearables sean smartwatches.

Con estas previsiones, las grandes marcas destinan cada vez más esfuerzos en colocar sus dispositivos inteligentes en las muñecas de sus consumidores. Apple, Huawei, Samsung son los que más esfuerzos están poniendo en ello.

Tanto que la nipona y la estadounidense son los que han dotado a sus relojes inteligentes de conexión LTE y con versión con eSim. Este sistema permite conectarse a internet y realizar llamadas sin la necesidad de tener vinculado el smartphone al reloj.

Incorpora altavoz y micrófono. / J. A. G.

Una medida, aún poco desarrollada por el escaso interés que ha levantado entre los operadores. Ahora este modelo llega a España de la mano de Samsung y su Galaxy Watch.

Una llegada que, según ha podido confirmar Innova+, será en septiembre y el acuerdo se ha realizado con Orange. Una alianza que permitirá dar servicio y conexión a la última apuesta de la marca surcoreana en wearables.

Modelo que ya fue presentado en Nueva York el pasado 9 de agosto y que Samsung ha traído a la IFA a la espera de novedades en la gran feria tecnológica en los próximos días.

El Galaxy Watch llegará a las tiendas el próximo 18 de septiembre en dos modelos: uno de 46 milímetros, que podrá encontrarse en color Silver; y otro más pequeño, de 42 milímetros, en los colores Midnight Black y Rose Gold. Además, las correas son personalizables.

Batería y salud

El nuevo reloj de Samsung crece también en batería y hace olvidar las prestaciones de su antecesor Gear. El pasado Gear S3 alcanza los 380 mAh, el modelo de 46 mm de Watch vive durante 80 horas con un «uso típico» sin cargar, según Samsung. Por su parte, los dispositivos de 42 mm, debido a su tamaño más reducido, encogen su duración hasta las 45 horas. Esto se debe a los 472 mAh y 270 mAh de batería, respectivamente.

Casi tres días y medio de funcionamiento sin carga y preparado para la vigilancia estrecha de la salud. El nuevo Galaxy Watch está configurado para convertirse en un asistente digital en la muñeca.

Cuenta con una función para controlar el estrés a diferentes niveles gracias al seguimiento de las pulsaciones del usuario. Con una simple medición continua, el dispositivo de Samsung es capaz de vigilar los niveles de estrés y ofrecer ejercicios de respiración para volver a la calma. Además, por primera vez monitorea el sueño, incluyendo la fase REM.

En la parte física, Galaxy Watch agrega 21 nuevos ejercicios y un total de 39 entrenamientos que se pueden personalizar para crear rutinas. Los dos modelos son resistentes al agua, incluso hasta 50 metros de profundidad, lo que significa que pueden usarse en actividades deportivas acuáticas.

La versión grande costará 329 euros, mientras que la más pequeña se queda en 309 euros.

Fotos

Vídeos