Última hora sobre la desaparición de Blanca Fernández Ochoa: una nueva pista sobre su coche

Un testigo ha aportado un dato relevante para la investigación: el coche de la medallista fue visto en el lugar en la madrugada del día 25

A.O.GRANADA

La Policía Nacional y la Guardia Civil continúan investigando la desaparición de Blanca Fernández Ochoa. Por un lado, coordinando un complejo dispositivo de rastreo y, por otro, investigando todos los detalles que puedan aportar algún indicio del paradero de la esquiadora, sobre todo en lo relativo a los días posteriores al día 23 de agosto, cuando fue vista por última vez.

Según la información aportada por su hija Olivia, el día que la medallista olímpica desapareció viajaba en su Mercedes Clase A, con matrícula 0213 CKD y había dejado su teléfono móvil en casa, a pesar de haber comunicado a su familia que pasaría unos días recorriendo la zona norte. Según los últimos datos, el día 24 por la mañana, cuando ya se le daba por desaparecida, su coche fue visto en el aparcamiento del Hipercor de Pozuelo de Alarcón, donde permaneció durante una hora, aproximadamente.

Además, las cámaras de vigilancia captaron Blanca Fernández Ochoa, que entró en la charcutería y compró una pequeña cantidad de queso. Con el objetivo de esclarecer cuáles eran las intenciones de la desaparecida, la Policía ha solicitado las imágenes de las cámaras de seguridad, así como el ticket de compra.

Otro dato relevante para la investigación es el testimonio de una persona que asegura haber visto el coche de Blanca el día 25 por la mañana, entorno a las 6.00 horas, en el parking al aire libre de Las Dehesas de Cerdecilla, donde la Policía halló el vehículo el pasado domingo, día 1 de septiembre. Según este testimonio, la medallista podría llevar más de una semana desaparecida en el monte. Otros senderistas, sin embargo, aseguran que ese día el vehículo no se encontraba en el parking.

La Policía da crédito al testimonio del primer testigo, debido a las manchas de barro de las ruedas del coche, que llevan a pensar que el vehículo ya estaba aparcado en la zona cuando se produjo la fuerte tormenta del día 26. Por el momento, el dispositivo de búsqueda por los senderos de la zona no han dado fruto alguno.