Un guardia civil salva la vida de un camionero haciéndole un torniquete con su uniforme

Un guardia civil salva la vida de un camionero haciéndole un torniquete con su uniforme
Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGG).

Según los servicios médicos que llegaron más tarde, la rápida actuación de este agente fue suficiente para salvar no solo la pierna del herido, sino «probablemente también su vida»

IDEAL

Claudio Rivera es el hombre del agente de la Guardia Civil que se ha convertido en un héroe. Según informa El Periódico de Extremadura, Rivera salvó la vida el pasado miércoles la vida de un camionero que había sufrido un grave accidente de tráfico en la autovía A-5, a la altura de Trujillanos.

Unn camión embistió a otro que se encontraba parado en el arcén a consecuencia de un pinchazo. En se momento el conductor de este vehículo estaba reparando la rueda y por el embiste del otro camión, resultó gravemente herido con una fractura abierta de tibia.

El agente Rivera forma parte del equipo de Atestados del Destacamento de Mérida y su vehículo de emergencias fue el primero en llegar al lugar. Se bajó del coche, cruzó los cuatro carriles de autovía y se puso manos a la obra.

Colocó la extremidad del accidentado en su posición natural y le practicó un torniquete con su polo del uniforme de servicio

Según relata en un comunicado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGG), Rivera se encontró con una persona tendida en el suelo que presentaba una hemorragia profusa causada por la fractura de tibia que sufría: colocó la extremidad del accidentado en su posición natural y le practicó un torniquete con su polo del uniforme de servicio.

Al llegar al punto exacto donde ocurrió el grave accidente,. La gravedad de la situación agudizó el ingenio del agente, que. El afectado fue trasladado posteriormente a una zona segura para evitar males mayores. Rivera también sofocó junto con su compañero un incendio que se había producido en uno de los vehículo

Según los servicios médicos que llegaron más tarde, la rápida actuación de este agente fue suficiente para salvar no solo la pierna del herido, sino «probablemente también su vida».