Estos son los 5 errores que cometes habitualmente al cargar tu móvil

Estos son los 5 errores que cometes habitualmente al cargar tu móvil

Alargar la vida útil de la batería es posible si seguimos algunas pautas y evitamos ciertos errores en los que caen la mayoría de los usuarios

A.O.

La corta duración de la batería de los smartphones es parte del precio que tenemos que pagar por tener en un solo dispositivo infinitas aplicaciones y funciones que nos facilitan el día a día. Lejos quedan aquellos años en los que cargar la batería del móvil era una tarea semanal. Con la evolución de la tecnología usamos el teléfono mucho más tiempo y, por tanto, la carga acaba por agotarse mucho antes.

Poner el teléfono a cargar, por tanto, es algo que hacemos prácticamente todos los días, lo que conlleva un desgaste mayor. Alargar la vida útil de la batería, sin embargo, es posible si seguimos algunas pautas y evitamos ciertos errores en los que caen la mayoría de los usuarios. Estos son los cinco más comunes:

1. Cargar la el móvil en el ordenador a través del cable USB puede dañar la batería, debido a que las corrientes oscilan más entre las dos entradas, provocando un mayor calentamiento.

2. Utilizar un cargador no original también puede estropear la batería, ya que el hecho de que la carga sea posible, no significa que todos los cargadores sean compatibles con todos los dispositivos.

3. Cargar el móvil durante toda la noche es otro error que cometen la mayoría de las personas. Las baterías de litio pueden cargarse perfectamente en un par de horas, si después de completarse continúan enchufadas durante un largo periodo de tiempo, el dispositivo se calienta y disminuye su vida útil.

4. También debemos evitar que se agote toda la batería antes de cargarlo de nuevo. Según los expertos, la carga ideal para una batería de ion de litio está entre el 20 y el 80%. Además, es recomendable no cargarla nunca hasta el 100%.

5. Dejar puesta la funda del teléfono puesta mientras lo cargamos también puede dañar la batería, ya que el calor no escapa correctamente.