El gran éxito de Thermomix en España

El gran éxito de Thermomix en España

La empresa factura 164 millones de euros en España y vende medio millón de TM5, siendo el primer país en penetración del producto

EFE

Thermomix facturó en España 164 millones de euros en 2017 y sigue creciendo por séptimo año consecutivo en un país en el que ya ha vendido 595.000 unidades de su último modelo, la TM5, y en el que está presente en el 13,5 % de los hogares.

Según ha destacado en una entrevista con Efe el director general de la división de Thermomix en España, Ignacio Fernández-Simal, Thermomix España tiene previsto cerrar el año 2018 con una facturación de 175 millones de euros, un 7 % más respecto a 2017.

Desde que la compañía desembarcó en el mercado español en 1979, ha vendido 2,5 millones de unidades de los diferentes modelos que ha comercializado.

España adelanta en facturación a Italia (152 millones de euros), Polonia (70 millones de euros) y China (47 millones de euros)

En cuanto a volumen de negocio, España es el tercer mercado de Thermomix en el mundo, solamente superado por Alemania (donde ha facturado 300 millones el año pasado) y Francia (241 millones).

España adelanta en facturación a Italia (152 millones de euros), Polonia (70 millones de euros) y China (47 millones de euros), si bien este último país se convertirá en el primer mercado «dentro de unos años» por el elevado ritmo al que crece el consumo de los aparatos de la marca.

España es el primer país del mundo en nivel de penetración de estos robots por hogar, ya que está presente en un 13,5 % de ellos, y en un horizonte de «unos cinco años» espera alcanzar un índice de penetración del 20 %, así como una «velocidad de crucero» de 200.000 unidades vendidas por año.

«En España los grandes chefs usan Thermomix porque ellos en su casa han crecido» con la máquina, «cosa que no sucede en otros países del mundo»

«En España los grandes chefs usan Thermomix porque ellos en su casa han crecido» con la máquina, «cosa que no sucede en otros países del mundo», ha indicado Fernández-Simal.

A su juicio, el «producto es caro si no se usa», por ello -ha reconocido- «la peor publicidad es la cliente que la tiene y no la usa, no el que no la tiene», porque «se plantea cuestiones como si el precio merece la pena», mientras que un usuario satisfecho «tiende a compartir su experiencia positiva».

«Hemos realizado un cambio emocional» en el producto «que había sido muy racional en los últimos años» para que el cliente también pueda «pasarlo bien» con el robot.

Por eso, desde febrero de este año y sin ningún coste cualquier cliente que lo solicite puede realizar un 'showcooking' en su casa y con amigos acompañados de un agente de Thermomix que hace las de «director de orquesta».

Con una red compuesta por 8.000 profesionales repartidos por toda la geografía española, el modelo de negocio de la compañía va «más allá de la venta de unidades», dado que el 4 % del crecimiento de la facturación se debe a «la venta de suscripciones y la venta de accesorios», que suponen el 8 % del volumen de negocio de la empresa «y creciendo».

Asimismo, Thermomix dispone de una plataforma digital con 4.000 recetas de cocina llamada Cookidoo y a la que actualmente están suscritos 60.000 clientes por un precio de 36 euros mensuales.

La empresa está realizando una prueba piloto en Alemania para que desde esta plataforma digital el usuario pueda enviar su lista de la compra al supermercado y recibir los productos en su casa.

«Es una línea de negocio creciente porque poco a poco nuestra plataforma sigue incorporando mayores funcionalidades digitales», por eso Thermomix ha abierto una «unidad digital en Zúrich» y todas sus inversiones «se están centrando en el desarrollo de más funcionalidades digitales», ha explicado Fernández-Simal.

Thermomix también publica mensualmente una revista impresa con 35 recetas cuya tirada media es de 40.000 ejemplares.

«Se sigue vendiendo al nivel de años anteriores», mientras que «en el mes de diciembre el volumen de venta en quioscos se dobla», algo que, para Fernández-Simal, es «paradójico porque la prensa en papel está disminuyendo constantemente».

 

Fotos

Vídeos