Una enorme nube de polvo del Sáhara toma el Atlántico

Una enorme nube de polvo del Sáhara toma el Atlántico

Los registros de este fenómeno bastante común superan la media de los últimos quince años

IDEAL.ES

Es habitual que el polvo de los desiertos africanos termine viajando a través del viento por el Océano Atlántico, en cantidades de cientos de millones de toneladas. No obstante, lo de este año supera todos los registros de los últimos quince años. Puntos tan distantes en miles de kilómetros como el desierto del Sáhara, el Caribe o Texas estuvieron cubiertos y conectados por una inmensa nube de polvo a finales de junio.

El modelo del sistema de observación de la Tierra Goddard 5 (GEOS-5) se encargó de representar a través de penachos de polvo de lugares como Irak o Arabia Saudí su movimiento a través del norte de África. Este sistema se vale de ecuaciones matemáticas para mostrar procesos físicos a través de millones de cálculos en computadoras lo más veraces posibles. Se detectó que la mayor parte del polvo procedía de un lago seco al noreste del Chad. Fueron las semanas más polvorientas del Atlántico tropical en más de diez años.

Fue el pasado día 18 de junio cuando los satélites detectaron gruesas columnas de polvo sahariano sobre países como Mauritania, Senegal, Gambia y Guinea-Bissau. En las diez jornadas siguientes se desplazaron hacia el África occidental y el Atlántico tropical, con la consecuencia de un matiz amarillo en su cielo a medida que los vientos seguían empujando hacia el oeste.

El desplazamiento de estas grandes masas de polvo tiene efectos positivos y negativos. Por un lado, pueden contribuir a la creación de playas en el Caribe y en la fertilización de suelos en el Amazonas pero por otro perjudica la calidad del aire en toda América y también puede tener relevancia en la supresión de huracanes y la disminución de arrecifes de coral.

Fotos

Vídeos