Cómo cambiar un billete que está roto o defectuoso por uno nuevo

Cómo cambiar un billete que está roto o defectuoso por uno nuevo

Hay una serie de pasos a seguir para obtener uno válido

CHRISTIAN LLANO (IDEAL)

¿Tienes algún billete roto o deteriorado? ¿No sabes si vas a poder utilizarlo? El Banco de España pone a tu disposición un protocolo para obtener un billete nuevo y válido en el caso de que tengas este problema. Para hacerlo, eso sí, requerirá un previo reconocimiento. En dicha ronda de análisis tendrán lugar una serie de pruebas que atañen a la cantidad dañada, su autenticidad o su coloración. Previamente, será necesario rellenar un papeleo de trámite para la operación.

Es importante destacar que la operación se llevará a cabo siempre y cuando se presente «más de la mitad de la superficie original del billete» o «cuando se pueda demostrar que la parte que falta se ha destruido».

El lugar para solicitar el canje es cualquier sucursal del Banco de España o cualquier entidad de crédito habilitada

Por otra parte, los billetes manchados, ensuciados con inscripciones o rotos, una vez reconocidos, pueden canjearse por billetes nuevos de igual valor, o si lo prefiere el presentador «se podrá abonar su importe en la cuenta corriente de la entidad financiera que éste indique».

¿Qué personas pueden solicitar un cambio de billete?

Para realizar un cambio de billete bastará con que sea solicitado por cualquier persona física o jurídica que posea un ejemplar roto, descolorido o desgastado.

El lugar para solicitar el canje es cualquier sucursal del Banco de España o cualquier entidad de crédito habilitada para realizar este tipo de procesos.

La sustitución está sujeta al cargo de una comisión en el caso de que el número de billetes canjeados sea igual o superior a 100

¿Existe algún tipo de comisión?

Es importante destacar que en el caso de querer canjear un billete deteriorado por la activación de dispositivos antirrobo, existirá una comisión. Estos billetes deben ser presentados por clientes profesionales y deben tener en cuenta que la sustitución está sujeta al cargo de una comisión de diez céntimos de euro por billete, en el caso de que el número de billetes canjeados sea igual o superior al centenar.

Por otra parte, no se aplicará ninguna comisión cuando los billetes hayan sido deteriorados como consecuencia de intentos o perpetraciones de atraco, siempre y cuando pueda ser probado.