Un avión cae en picado durante 300 metros y 30 pasajeros acaban heridos y atendidos en Barajas

El avión afectado es de la compañía Evelop./
El avión afectado es de la compañía Evelop.

Los viajeros sufrieron golpes al tratar de protegerse | «Hemos vuelto a nacer. Creía que el avión se estrellaba», dice una viajera

IDEAL

Casi acaba en tragedia. Un vuelo procedente de Isla Mauricio aterrizó en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas el pasado martes tras un episodio de fuertes turbulencias. El aparato, de la compañía Evelop Airlines, sufrió una pérdida súbita de 300 metros de altura, hasta tomar tierra a las 19:15 horas.

Los servicios médicos del aeropuerto madrileño tuvieron que atender este martes a una treintena pasajeros, después de que el comandante del vuelo, con el código EVE838, comunicara a los servicios de control aéreo la necesidad de que activaran los servicios de emergencias.

Varios pasajeros han asegurado a El Mundo, que el avión cayó en picado y los viajeros sufrieron golpes al tratar de protegerse. «Hemos vuelto a nacer. Creía que el avión se estrellaba», dice una viajera al citado medio.

El Samur trasladó luego a 14 de ellos a cinco hospitales madrileños por contusiones y traumatismos, y todas han recibido ya el alta. Además, el Samur desplazó en dos tandas a los afectados. El primer traslado, de 10 pasajeros, se produjo a las 19.45, y el segundo, de los 4 restantes, a las 21.30 de la noche. Los pacientes fueron atendidos a los hospitales Ramón y Cajal, La Paz, Gregorio Marañón, Doce de Octubre y Madrid Norte, en San Chinarro.

El avión, un Airbus A330-343 no sufrió ningún desperfecto, según informa la compañía.