Aparecen ciervos decapitados en las montañas cántabras

Una de las cabezas de ciervo que apareció colgada. /
Una de las cabezas de ciervo que apareció colgada.

El Partido Animalista atribuye el "macabro y cruel gesto de burla" a los cazadores furtivos

VÍCTOR PUENTE CAMPOO

El Partido Animalista (Pacma) denunció ayer la aparición de varios ciervos decapitados en las montañas de la localidad cántabra de Campoo, que «fallecieron por inanición» después de verse atrapados por el último temporal de nieve. Pacma culpa a los agentes forestales de la zona por impedir el acceso a la montaña a las decenas de voluntarios que había aglutinado el colectivo Mundo Vivo para dar de comer a los animales retenidos e «impedir así su muerte».

En un comunicado, denuncian a los agentes por «insultar y amenazar» a los voluntarios con sanciones, si llevaban a cabo su cometido de ayudar a los animales atrapados.

Tras varios altercados con los vigilantes de la naturaleza, los voluntarios de Mundo Vivo se encontraron con varias cabezas de ciervo decapitadas, colgadas de árboles con la cornamenta intacta. El Partido Animalista atribuyó el «macabro y cruel gesto de burla» a los cazadores furtivos. Por todo lo acontecido, Pacma ha presentado un escrito a la Consejería de Ganadería y Medio Ambiente, exigiendo que se incoen los expedientes correspondientes por estos hechos que, según la organización, «son constitutivos de delito al impedir bajo amenazas el acceso al monte».

Además, solicitan que se instauren los protocolos de actuación necesarios para prevenir «este tipo de situaciones trágicas en el futuro». No obstante, los defensores de los animales agradecieron el esfuerzo de todos los que ayudaron a los animales atrapados, como es el caso del equipo de intervención en montaña de la Guardia Civil de Valderredible, que lanzó fardos de paja desde un helicóptero.

Fotos

Vídeos