Campeones del agua, la tierra y la bici en el durísimo Triatlón de Sierra Nevada

Campeones del agua, la tierra y la bici en el durísimo Triatlón de Sierra Nevada
ALFREDO AGUILAR

Alejandro Carrasco y Anuchi Gago ganan la prueba 'Olímpica' y Sergio y Sonia Ortiz se imponen en la 'Sprint'

JOSÉ IGNACIO CEJUDO

Pocas horas después de que el Universo Marvel anunciase su nuevo calendario de superhéroes, algo más de 300 deportistas se lanzaban al agua del embalse de Canales para encararse con un reto al alcance de muy pocos. Los triatletas son quizás las figuras de carne y hueso, reales como tú y como yo, que más se asemejan a los protagonistas del cómic. Sólo les falta volar. El VIII Triatlón de Sierra Nevada reunió a tres cientos de locos, más que en anteriores ediciones, y los puso primero a nadar, luego a rodar cuesta arriba con la bicicleta y por último, por si fuera poco, a correr con la lengua y la vida fuera para mantener una posición o, si quedara 'gasofa' en el cuerpo, conquistar alguna otra próxima por los caminos que otros meses del año están nevados. Los intrépidos competidores disfrutaron y padecieron a partes iguales un triatlón que muchos coincidieron en calificar como «el más bonito de toda España».

Eran las nueve de la mañana cuando, equipados como se debe, los inscritos en la distancia 'Olímpica' rezaban una última oración en calma antes de darse el chapuzón que otros se pegaban en la playa de Salobreña con refrescos en la nevera. Los de la prueba 'Sprint' lo harían una hora más tarde. Ahí completaron una serie de vueltas a un recorrido acuático que les protegía de las profundidades del pantano antes de subirse a la bici. Comenzaba lo peor. Ya no habría respiro.

Ahí comenzó la escalada hacia Güéjar Sierra como primera escala antes de Sierra Nevada, por la carretera de Maitena hasta la Vereda de la Estrella con la vista en el terrible y bello, bello y terrible, puerto del Duque. El más bonito de Sierra Nevada. Los trescientos deportistas pasaron por el Centro de Alto Rendimiento y el Collado de las Sabinas antes de detenerse en la segunda área de transición, en la Plaza de Andalucía de Pradollano. Soltaron la bicicleta ya destrozados y echaron a andar, porque no se podía hacer otra cosa, hacia lo que los lugareños de Sierra Nevada llaman 'la pala de la 12' o 'el Valle de los Caídos', en la pista del Río. Una vez alcanzada, caída libre hasta la meta.

El primero en alcanzarla en Pradollano fue Sergio Ortiz Velasco, ganador de la competición 'Sprint' con un gran tiempo de una hora, 45 minutos y doce segundos. El joven cordobés del club Califas de Hierro, cuarto en la 'Olímpica' hace un año, se hizo con la victoria para su propia sorpresa. «No me esperaba este resultado, venía a a superarme a mí mismo y a hacerlo lo mejor posible», admitió. Completó la natación en 10:40, la bicicleta en 1:10:46 y la carrera en 23:45. «Salí el 15º del agua, con la bici pude recortar en las primeras cuestas pronunciadas y al entrar en la carretera me puse primero y abriendo ventaja. Tuve que hacer andando la carrera a pie pero fue preciosa. Tengo otros triatlones posteriores pero este es el más bonito de todo el país», expresó el campeón del circuito cordobés.

Pocos minutos después le alcanzaría el campeón de la distancia 'Olímpica', el también cordobés Alejandro Carrasco, quien precisó dos horas, 48 minutos y siete segundos. «Salí tercero del agua –en 21:52– y ya en la bici pillé al primero, nos fuimos dando relevos hasta que tras la subida al CAR abrí hueco y tiré para el Veleta solo. Apenas pude correr en la carrera a pie, todo andando», describió el deportista del Utrera Acuática, agradecido al Silverback local por su ayuda. «Es mi primera vez y espero repetir», aseguró el ganador Carrasco, que completó los kilómetros de bicicleta en 1:46:22 y los de la carrera a pie en 39:51.

Guerreras

También decidieron sus victorias gracias a la bicicleta Sonia Ortiz y Anuchi Gago. «Se me dio bien la natación aunque soy más 'malilla' ahí. Salí atrás pero con la bicicleta me puse adelante antes de coronar el Duque. Es duro llegar a Pradollano y ver que tienes que subir, bajar y subir de nuevo, y la carrera a pie , más dura que el año pasado, es como para morir», apuntó Sonia Ortiz, que nadó en 27:17, rodó en 2:04:28 y corrió 43:23. «Es mi primera victoria tras tres participaciones y eso que he sido mamá de un niño de 16 meses, que es el que me ha puesto a punto», reseñó la granadina tras soltar de sus brazos al rubio Hugo.

La ganadora 'Sprint' fue Anuchi Gago, del Viwo Hotels. «El recorrido es espectacular, el sufrimiento se camufla con lo bonito que es todo el paisaje», alabó la joven de Mallorca, que hizo la natación en 15:05, el sector de bicicleta en 1:32:34 para ponerse primera al cuarto kilómetro remontando nueve puestos y la carrera a pie en 32:04 para un tiempo final de dos horas, 19 minutos y 43 segundos.

Fueron recibidos como los héroes que son, por sus padres unos y por sus parejas e hijos otros. Se enseñaban las zapatillas, destrozadas por sus esfuerzos. Supervivientes del triatlón de Sierra Nevada, que no todos los que lo compiten pueden terminar. Un reto apto para elegidos.