Tarde de traslados

Tarde de traslados

De las cofradías del Cautivo, Gitanos y Rosario

Fernando Argüelles
FERNANDO ARGÜELLES

Ayer sábado la tarde volvió a oler nuevamente a incienso. Fue tarde de traslados, algunos habituales tras los días se la Semana Santa, pero otros con un desacado carácter extraordinario. Los cofrades se repartieron para acompañar las cofradías de Los Gitanos, Cautivo y Rosario en sus traslados

El primero en ponerse en la calle fue el de Los Gitanos, que trasladaba a sus imágenes desde la Catedral a la Abadía del Sacromonte. Recordamos que el pasado Miércoles Santo la cofradía tuvo que poner punto y final a su estación de penitencia en la Catedral por culpa de los pronósticos meteorológicos adversos.

Desde muy cerca de la Catedral, la iglesia del Sagrario, partía otro de los traslados, el de la cofradía del Cautivo, con dirección al convento de la Encarnación, sede canónica de la hermandad y donde permanecerán las imágenes hasta que en la semana anterior al Domingo de Ramos de 2020 vuelvan a regresar al Sagrario para desde allí hacer estación de penitencia

Por último, la cofradía del Rosario también celebró el traslado de la imagen de Jesús de las Tres Caídas, desde el templo de Santo Domingo al albaicinero convento de Santa Isabel la Real. En este convento la imagen recibe culto durante todo el año, por lo que aquí permanecerá hasta el inicio de la próxima Cuaresma, cuando nuevamente regrese al Realejo.

Fueron bastantes los cofrades de las diferentes corporaciones, además de muchos granadinos y turistas sorprenddios los que se sumaron a los traslados organizados por las cofradías.