Los protagonistas más pequeños

Facundillos, 1989/Alfredo Aguilar
Facundillos, 1989 / Alfredo Aguilar

El sonido de las campanillas y la alegría infantil envuelve el Realejo el Domingo de Resurrección

Amanda Martínez
AMANDA MARTÍNEZ

En 1983, después de treinta años sin salir, la Semana Santa granadina recuperó una de sus tradiciones. Los Facundillos, la rama infantil de la cofradía del Señor de la Humildad y Soledad de Nuestra Señora , salió de Santo Domingo, con un trono prestado por la parroquia de Churriana, para recorrer su barrio, el Realejo, y las calles del centro de la ciudad.

Los protagonistas eran los niños, que hicieron sonar campanillas acompañando a la imagen barroca del niño en su Dulce Nombre, atribuida al granadino Ruiz del Peral. Justo en el momento del encierro, junto a los sones de la banda de música del Zaidín, hizo explosión una estruendosa traca colocada a lo largo de la plaza.

Cuenta Argüelles, que el nombre de 'facundillos' le viene a raíz de unos curiosos farolillos que portaban los niños, vestidos con una túnica de raso morado. Entonces salía la tarde del Sábado de Gloria. El primer día de la nueva etapa de la hermandad infantil cambió al Domingo de Resurrección.