¿Procesión por lo civil?

¿Procesión por lo civil?

Este domingo salía, por las calles de la Chana, una procesión 'por lo civil'

Fernando Argüelles
FERNANDO ARGÜELLES

Cada año, desde hace ya más de una década, cada año procesiona por las calles del barrio de la Chana una procesión que no cuenta ni con una hermandad detrás ni, lo más importante, el apoyo de la Iglesia.

Todo surge cuando, en los primeros años del nuevo siglo, un grupo de cofrades de la Chana intenta crear una hermandad de Semana Santa, pero desde el primer momento se encuentran con la negativa de los párrocos del barrio, tanto los que entonces se ocupaban de las dos iglesias de la Chana como los que, desde entonces, han ido pasado por el barrio. La Asociación Cristo de la Victoria, que así se llama el colectivo, no ha conseguido en todo este tiempo tener el respaldo eclesiástico deseado.

Estos cofrades no han desistido en su interés de dar culto y procesionar imágenes de Semana Santa, aunque en todo este tiempo no han sabido ganarse la confianza de los párrocos del barrio.

Si antes la procesión la organizaban en las vísperas de la Semana Santa, este año han cambiado la fecha y tenía lugar ayer, contando incluso con el acompañamiento de la Agrupación Musical de la Estrella. En otras ciudades andaluzas a este tipo de 'procesiones por lo civil' (sin el respaldo y directrices eclesiásticas detrás), se las denomina 'procesiones o hermandades piratas', e incluso se han dictado prohibiciones a las bandas de música de hermandades de acompañar a este tipo de pasos. No se sabe lo que pueda ocurrir en un futuro con la asociación civil que organiza la procesión, si logrará establecer diálogo con las parroquias y pueda ser el germen de una nueva hermandad, o seguirán como hasta ahora.

La existencia de este tipo de procesiones suele despertar disparidad de opiniones y criterios entre los cofrades, ya que mientras algunos apoyan las iniciativas son muchos los que no ven bien que se organicen procesiones así. En el caso de la procesión de ayer, la imagen del Cristo que, en otras ocasiones portaba una cruz, aparecía ahora sin ella, sobre un sencillo paso procesional, siendo precisamente la falta de valor estético de la presentación de este tipo de procesiones otra de las críticas que se hace a la organización de este tipo de 'procesiones piratas'.