Sudáfrica, motivos de sobra para conocer un destino salvaje y cautivador

Sudáfrica, motivos de sobra para conocer un destino salvaje y cautivador

Turismo para todos los gustos en un país cuya mayor riqueza recala en la privilegiada naturaleza que alberga entre sus fronteras

ÁLVARO ROMERO

Situado en el extremo meridional del continente africano se encuentra Sudáfrica, un país repleto de naturaleza salvaje, tanto en el interior como en la zona costera que, con casi 3.000 kilómetros de litoral, tiene la suerte de estar bañada por las aguas de los océanos Índico y Atlántico. Sus tres capitales, Ciudad del Cabo (legislativa), Pretoria (administrativa) y Bloemfontein (judicial) hacen de ella una nación peculiar.

Líder mundial en turismo responsable, el sector turístico se ha disparado en los últimos años siendo un destino cada vez más demandado por los viajeros internacionales, pues destaca por ser un lugar perfecto para los amantes de naturaleza salvaje, las actividades al aire libre, los safaris y los deportes de aventura. Todo ello sin olvidar el turismo para toda la familia, la historia y la gastronomía

Aire libre y aventura

Considerado como uno de los mejores destinos de aventura, ofrece multitud de variantes para la descarga de adrenalina. Parapente, rappel, kitesurf, rafting, senderismo, paracaidismo, pesca de altura, surf, submarinismo y esquí completan la amplia oferta donde destaca el bungee jump de Bloukrans, el salto más alto del mundo con 216 metros de caída, no apto para cardiacos.

Safaris

La mejor manera de descubrir la excelsa fauna que exhibe Sudáfrica es realizando un safari en cualquiera de sus parques naturales. Cada uno ofrece un ecosistema diferente, con paisajes únicos y diferentes condiciones climatológicas. Destacan el Parque Nacional Kruger, los Humedales de Santa Lucía, Hluhluwe y el Parque Nacional Addo. El visitante además de cientos de especies diferentes de aves podrá avistar leones, rinocerontes, leopardos, búfalos y elefantes. Una experiencia exclusiva muy difícil de encontrar en cualquier otro país.

Buscando tranquilidad

Sudáfrica no es solo aventura y riesgo, es también tranquilidad y sosiego. Actividades e infraestructuras preparadas también para los más pequeños, convirtiéndose de esta manera en un destino perfecto para familias con hijos. En los últimos años este tipo de oferta se ha disparado con alojamientos hoteleros que se adaptan a las necesidades de los turistas.

Los amantes de la gastronomía y del buen vino se chuparán los dedos. Sudáfrica posee, tras Europa, la industria vitivinícola más antigua del mundo, pues su historia enológica se remonta a más de 300 años de antigüedad. La variedad de culturas que se pueden encontrar en allí también se refleja en su gastronomía, donde los viajeros tendrán la oportunidad de degustar productos exóticos como carnes de avestruz, springbok o Kudu, entre otras.

Es posible, también, conocer su rico pasado histórico culminado por los últimos acontecimientos y personajes relevantes como es el caso de uno de los líderes mundiales más carismáticos, Nelson Mandela, pudiendo recorrer sus pasos y su legado por toda la nación.

Fotos

Vídeos