San Isidro despide curso con más de 10 kilómetros

El final de temporada ha sido muy positivo en las pistas leonesas/San Isidro
El final de temporada ha sido muy positivo en las pistas leonesas / San Isidro

El centro leones, que amplió una semana la temporada, concluyó este domingo una campaña que ha ido de menos a más

JUANJO GONZALOMADRID

Llegaba el último domingo de abril, que se presentaba con la mejor cara posible en cuanto a meteorología se refiere, y lo hacía en una jornada festiva en la zona de la Cordillera Cantábrica. Tan solo una estación en la que poder disfrutar múltiples descensos junto a los amantes del esquí y del snowboard. No sería por falta de nieve, pues el dominio invernal de San Isidro ofrecía algo más de 10 km, una superficie atractiva e interesante, sobre todo teniendo en cuenta las fechas tan avanzadas en las que nos encontramos.

Hace ya tiempo que en el norte del país fueron, despidiéndose, poco a poco, tras vivir un curso algo irregular. La ampliación de una semana en el centro de León ha permitido que en San Isidro se disfrute aún más este genial 2019, ya que el inicio fue demasiado titubeante, con muchas dudas y un diciembre en el que apenas se registraron precipitaciones en forma de nieve.

10,8 kilómetros se registraron en la jornada de clausura
10,8 kilómetros se registraron en la jornada de clausura / San Isidro

La entrada del nuevo año ha permitido vivir este final, donde los meses de febrero y marzo se han consolidado como los más productivos, permitiendo que el oro blanco haya sido hasta el final el gran protagonista.

Final hasta 80 centímetros

Tras una buena Semana Santa, en el Cantábrico se han acumulado hasta 80 cm de nieve polvo dura, concluyendo una de las primaveras mas productivas de los últimos años. No hay mejor manera de decir adiós en el centro castellanoleonés que la de esta temporada, compartiendo cartel tan solo con las pistas de Masella y de Sierra Nevada.

Queda confiar en que la próxima campaña sea mucho mejor desde el inicio, para así poder disfrutar de una Navidad que este año, como en muchas otras zonas, no se ha podido.