Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

Placas conmemorativas que echamos de menos

Señalamientos cuya dolorosa ausencia, o bien descuido y deterioro en los que ya existen, nos está hablando de una generalizada insensibilidad e indiferencia por lugares, personajes o espacios históricos, de los que tan rica es nuestra ciudad

Placas conmemorativas que echamos de menos
JUAN CHIRVECHES

El 2 de enero de 1492, lunes nublado en Granada, poco antes de las tres de la tarde, las tropas españolas venidas desde el campamento de Santa Fe formaron en batalla al final del Violón, junto a la ermita de San Sebastián –entonces morabito–, en lo que era un arenal junto al Genil. Se dispusieron a lo largo del espacio que hoy ocupan la pequeña arboleda y la dura explanada entre el río y el recostado dinosaurio de piedra verde del Palacio de Congresos, sitio desde el cual divisaban bien la Alhambra, allá en su colina, como desprendida del cielo.