Delgado admite que se vio tres veces con Villarejo y anuncia que comparecerá

Dolores Delgado, ministra de Justicia. / Foto: EP I Vídeo: Atlas

La ministra ofrece su cuarta versión sobre su relación con el comisario tras filtrarse audios de una comida con éste, Garzón y tres policías

MELCHOR SÁIZ-PARDO y MATEO BALÍNMadrid

La ministra de Justicia comparecerá en el Congreso a petición propia para dar explicaciones después de reconocer este lunes que, al menos, mantuvo tres encuentros con el comisario jubilado José Villarejo «junto a otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales». Dolores Delgado dio la cuarta versión sobre su vínculo con el antiguo mando policial en prisión preventiva -hace una semana dijo que «nunca ha tenido relación de ningún tipo»- después de que se filtaran los audios de una comida privada en la que la entonces fiscal de la Audiencia Nacional compartió confidencias con Villarejo, sus más estrechos colaboradores y su amigo, el exjuez Baltasar Garzón.

El Ministerio de Justicia ha ido cambiado su versión desde el lunes de la pasada semana -cuando se publicaron las primeras informaciones de que el juez del 'caso Tándem' investigaba presuntamente sus conexiones con el comisario- consciente de que era muy probable que Villarejo, como hacía siempre en todas sus reuniones, hubiera grabado algún encuentro con Delgado y que tramara hacerlo público.

Y así ha sido. Un medio digital desconocido, que nació justamente hace una semana, 'Moncloa.com', publicó este lunes los audios de un encuentro en la que la entonces fiscal especializada en yihadismo y Garzón, todavía juez de la Audiencia, comentaban detalles de causas a Villarejo y a otros jefes policiales.

Esos audios -cuya veracidad ha sido confirmada por fuentes de la investigación- datan del 23 de octubre de 2009. Los grabó el propio Villarejo en una comida, de casi cuatro horas de duración, que tuvo lugar en el restaurante Rianxo, en el número 47 de la madrileña calle Raimundo Fernández Villaverde. El motivo del almuerzo era celebrar la concesión de una medalla al mérito a Villarejo concedida por el ministerio que dirigía entonces Alfredo Pérez Rubalcaba.

Además de Delgado, Garzón y Villarejo, en la mesa estuvieron el comisario Enrique García Castaño, 'El gordo', experto en terrorismo, cercano colaborador de Villarejo e investigado también en 'Tándem'; el exnúmero dos de la Policía Nacional Miguel Ángel Fernández Chico, ya fallecido; y el también comisario Gabriel Fuentes.

En las grabaciones, el ambiente entre los comensales es de confianza, hasta el punto de que Delgado se muestra bastante comunicativa. «Les voy a contar la última de Marlaska», promete la entonces fiscal cuando Garzón critica al hoy ministro del Interior a cuenta de su respaldo a dos policías de la Audiencia que Delgado y el exjuez quieren quitar de ese puesto. «No me pongas delante de Marlaska porque entonces la hemos cagado», dice Garzón de quien era su compañero.

Finalmente, Delgado se olvida del chascarrillo, mientras uno de sus interlocutores, en plan de guasa, hace referencia a la orientación sexual del actual responsable del Interior. «Sois homófobos, coño», les espeta.

Delgado y Garzón hablan de sus excompañeros. Éste califica de «acojoneras Angelito Juanes», entonces presidente de la Audiencia, por salir únicamente en defensa del juez Eloy Velasco y no defender a Santiago Pedraz cuando la Fiscalía amagó con acusarle de prevaricación por actuar contra los dos piratas somalíes arrestados en el Índico por la Armada. «Se ha quedado el chaval con un agobio, estaba con una angustia ahora», dice Delgado sobre Pedraz. Ésta también critica sin ambages la causa contra los dos piratas. «La imagen que se está dando es horrible. Parecemos un país bananero y de coña. No puede ser. No tenían que haberlos traído aquí a ninguno de los dos», les dice a los policías con los que también charla en tono distendido sobre el secuestro del Alakrana o la situación procesal de Garzón (todavía no condenado).

«Rey emérito»

Este lunes, tras hacerse públicos los audios, el Ministerio de Justicia dio de nuevo su versión, la tercera en una semana más una comparecencia ante los medios de Delgado. Explicó que en sus 25 años como fiscal «tiene recuerdo de haber coincidido con el comisario en tres ocasiones junto con otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales», pero negó cualquier trato de favor en alguna causa.

«El comisario se encuentra en prisión provisional como presunto autor de delitos muy graves. Su estrategia procesal es atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el Rey emérito (cintas de Corinna). Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra », afirmó la ministra, que comparecerá para explicar sus encuentros, tal y como este lunes le pidieron PP, Podemos y Ciudadanos.

La de este lunes es la cuarta versión sobre la relación con Villarejo. El lunes 17, Delgado lo negó todo. «La ministra nunca ha tenido relación de ningún tipo». Una hora y media después, matizó a los medios: «No he tenido ninguna relación profesional con ningún asunto que haya llevado Villarejo en la Audiencia Nacional». Y un día después, Justicia puntualizó en respuesta a nuevas informaciones: «Delgado no ha tenido ningún tipo de relación personal, profesional, oficial o no oficial con José Villarejo más allá de haber coincidido con él en compañía de otras personas en algún evento».

 

Fotos

Vídeos