Leonor debuta en Covadonga como princesa de Asturias

El Rey bromea con su hija, la princesa Leonor./Afp
El Rey bromea con su hija, la princesa Leonor. / Afp

Zarzuela ha elegido el simbólico lugar del Principado para la puesta de largo de la heredera de la Corona

Alfonso R. Aldeyturriaga
ALFONSO R. ALDEYTURRIAGAOviedo

Es la primera vez que su nombre aparece en una actividad de la agenda de la Casa Real. Cierto es que no será su primer acto oficial, que ha acudido, ya como heredera de la Corona, a desfiles del 12 de Octubre y a la apertura de la duodécima legislatura, pero lo que suceda este sábado en Covadonga acompañará para siempre su biografía. Leonor de Borbón y Ortiz (Madrid, 31 de octubre de 2005), primogénita de los reyes Felipe y Letizia, primera en la línea de sucesión al trono desde el 19 de junio de 2014, debuta en el Principado, en el Real Sitio de Covadonga, ante la Santina, en su papel como Princesa de Asturias. Y lo hace con motivo de los actos conmemorativos del XIII Centenario del Reino de Asturias, I Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de Covadonga y I Centenario de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.

La 23 Princesa de Asturias, quien está llamada a convertirse en la cuarta reina de España (tras Isabel la Católica, Juana la Loca e Isabel II), sigue así los pasos de su padre, quien en 1977 recibió en Covadonga sus atributos de Príncipe de Asturias. «La historia no se repite, tiene continuidad», dijo hace unos días el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes. Y, precisamente, para que no se repita, para adecuarse a los tiempos, para mantener el perfil bajo de Leonor en el día a día de la Corona, la Casa Real, aun consciente de la transcendencia institucional del día, ha envuelto la fecha como un acto de agenda más.

Será la de este sábado la primera visita oficial de Leonor al Principado, aunque hay constancia, al menos, de otros dos viajes a Asturias para ver a la abuela de la reina Letizia, Menchu Álvarez del Valle. Y aunque acaparará la atención de las cámaras, la princesa no tendrá, ni de lejos, el protagonismo que en su día, en 1977, tuvo don Felipe. Claro que aquella visita, recién restaurada la Monarquía, tenía un gran simbolismo dinástico y político. Pero sí supone la iniciación de Leonor en el papel institucional que la historia le ha reservado.

El acto empezará poco antes de las doce del mediodía, con la visita a la Santa Cueva, a la que seguirá una misa en la Basílica. A la salida, la Familia Real realizará una ofrenda ante la estatua del Rey Pelayo, que hace 1.300 años constituyó el Reino de Asturias, germen del de España. Acto seguido, visita al Museo de Covadonga y recepción en el Hotel Rey Pelayo. Ya por la tarde, la Familia Real visitará el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, donde Leonor dará nombre al nuevo mirador de la Princesa.

Fotos

Vídeos