Don Juan Carlos se recupera en la UCI de su operación a corazón abierto

El Rey y doña Sofía atienden a los periodistas tras visitar a don Juan Carlos en el hospital Quirón de Pozuelo. / Efe

«Ha ido todo perfecto», asegura Felipe VI tras visitar en el hospital al Rey emérito, al que los médicos han implantado tres 'bypass'

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Fue una operación larga y a corazón abierto de la que don Juan Carlos se recupera ya en la unidad de cuidados intensivos del hospital Quirón de Madrid. El Rey emérito volvió este sábado a «pasar por el taller», como ha bromeado en alguna ocasión, para que le fuesen implantados tres 'bypass'. Una intervención, «sin incidencias», en la que los médicos le realizaron una triple derivación para corregir la obstrucción de las arterias coronarias y restablecer el correcto flujo sanguíneo hacia el corazón. «Ha ido todo perfecto», aseguró Felipe VI, tras visitar a su padre.

El Rey llegó al centro médico a primera hora de la tarde, acompañado de doña Sofía, cuando la operación ya estaba en marcha. «Acabamos de llegar, no sabemos nada», reconoció el jefe del Estado tras saludar a los periodistas y a los curiosos que aguardaban en la puerta. Ambos almorzaron en la cafetería del hospital, mientras esperaban a que finalizase la intervención, que ha dirigido el doctor Alberto Forteza –una eminencia en cirugía cardiovascular–, y poder conocer con detalle la evolución de don Juan Carlos. «No ha habido ninguna complicación y estamos muy contentos con el trabajo del médico y de todo su equipo», reconoció el monarca, que pudo ver a su padre un momento.

Felipe VI dijo desconocer cuánto tiempo permanecerá el Rey emérito ingresado. Algunas fuentes médicas apuntan a que cómo mínimo deberá estar diez días. E, incluso, que después necesitará rehabilitación cardiaca. «Está en buenas manos», remarcó doña Sofía. Una vez que el Rey emérito ya esté en planta –aún deberá pasar unas horas más en la UCI– se espera que las infantas Elena y Cristina y algunos de sus nietos aparezcan por el hospital. De momento, está confirmada la visita de la Reina Letizia y de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. «En cuanto pueda –apostilló el Rey– pueda recibir visitas estaremos todos por aquí».

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebró que la operación de don Juan Carlos se desarrollase «según lo previsto» y le deseó, en un mensaje publicado en Twitter, «una rápida y adecuada» recuperación. También los líderes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, publicaron sendos tuits en los que deseaban al Rey emérito una recuperación pronta y completa.

Hermetismo

Don Juan Carlos ingresó el viernes por la noche en la clínica Quirón para someterse a su decimoséptima operación, la primera de corazón. «Me veréis a la salida», dijo el que fuera jefe del Estado a los periodistas que le esperaban. En su anuncio del jueves, el Palacio de la Zarzuela sólo adelantó que el Rey emérito tenía que volver a pasar por el quirófano y que la intervención cardiaca está programada para este sábado. Nada más.

Casa Real no quiso precisar en ese momento qué era exactamente lo que le había sido diagnosticado. Sí confirmó que fue en junio, poco después de que don Juan Carlos decidiese retirarse de la vida pública, cuando se sometió a un control rutinario. Algo no iba bien en su corazón y debía pasar por quirófano. Tampoco requería urgencia por lo que los cirujanos programaron para agosto la intervención.

Eso no ha impedido al monarca llevar un verano muy activo. De hecho, desde que decidiera apartarse de la vida pública han sido varias las ocasiones en las que se le ha podido ver en los meses de julio y agosto. E incluso ha participado en un par de competiciones de vela, con excelentes resultados. Y algo más, este verano parece haber sido el del reencuentro con la reina Sofía, con la que se la ha podido ver en Mallorca y en Galicia.