Reacciones: «Solo vale la absolución»

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, acuden al Tribunal Supremo con una pancarta antes del inicio del juicio del procés. / FOTO: AFP / VÍDEO: ATLAS

El presidente del Parlament, Roger Torrent, da por hecho que los doce procesados serán condenados solo por haber puesto unas urnas

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El independentismo, muy dividido en los últimos tiempos, ha hablado hoy con una sola voz. De hecho, el juicio a los dirigentes presos es de lo poco, si no lo único, que aún une a Esquerra, el PDeCAT, la Crida de Carles Puigdemont o los sectores más radicales, como la CUP y los CDR. Para todos ellos, existe unanimidad en que el juicio es una farsa y una vergüenza.

Bloque independentista

«Vulneración de derechos fundamentales»

La voz cantante del separatismo la ha llevado Carles Puigdemont desde Berlín, donde se encuentra para asistir a un festival de cine, la Berlinale. El expresidente fugado a reclamado al estado que rectifique y ha señalado que el único veredicto justo para personas «inocentes, honorables y elegidas democráticamente» es el de la absolución.

El dirigente independentista ha destacado que el siempre estará a disposición de la justicia, siempre y cuando ésta sea «justa y correcta», algo que, ha añadido, no existe en España.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha dado por hecho que los doce procesados serán condenados por los siete magistrados del Tribunal Supremo. Y lo serán solo «por poner urnas», ha enfatizado.

El dirigente de Esquerra ha insistido en que el secesionismo no cejará en su empeño de alcanzar la república, por muchas consecuencias a las que deba enfrentarse. «No nos rendiremos, nunca vamos a abandonar nuestras convicciones democráticas, legítimas, pacíficas, mayoritarias en Cataluña», ha finalizado Torrent.

«Veremos la vergüenza de que se les acuse por poner urnas, ninguna democracia aguanta ver cómo doce hombres y mujeres pacíficos son acusados solo por poner las urnas»

«Veremos la vergüenza de que se les acuse por poner urnas, ninguna democracia aguanta ver cómo doce hombres y mujeres pacíficos son acusados solo por poner las urnas» Roger torrent, presidente del parlament

Poner en tela de juicio la independencia de la justicia es otra de las bazas del separatismo, que trata de vender una imagen de España en el exterior muy alejada de la de un estado de derecho. Para Elisenda Paluzie, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, «este juicio no habría existido en una sociedad democrática. Desde Ómnium Cultural, su portavoz Marcel Mauri ha denunciado «la vulneración de los derechos fundamentales» de los acusados.

El presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, por su parte, ha asegurado que no teme que el Gobierno convoque elecciones generales y se ha dirigido a la «pinza del rancio PSOE y la derecha» para advertirles de que ya saben donde les tienen.

En declaraciones a Europa Press ha asegurado que no están previstos más contactos entre el Gobierno y la Generalitat antes de que se voten las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que se debaten hoy y mañana en el Congreso de los Diputados.

«Sánchez ya sabe lo que queremos»

«Sánchez ya sabe lo que queremos» Quim Torra, president de la generalitat

Torra, que se encuentra este martes siguiendo el inicio del juicio del procés en el Tribunal Supremo, ha ratificado la intención de su partido de mantener la enmienda a la totalidad de las cuentas públicas. No cambiarán de idea, ha dicho, salvo que el presidente del Gobierno cambie de postura.

«Sánchez ya sabe lo que queremos», ha recalcado al tiempo que recordaba que «las cosas» entre el Gobierno y la Generalitat iban bien hasta el pasado miércoles.

Torra no ha desvelado si el Ejecutivo de Pedro Sánchez llegó a mencionar la posibilidad de elecciones durante las conversaciones, se ha limitado a decir que las cosas iban bien hasta el miércoles. Pero al ser preguntado si temía que el presidente convocara elecciones ha dicho que no y se ha referido a lo que ha llamado la «pinza» del «rancio PSOE y la derecha» para advertirles de que ya saben donde les tienen.

Todos los dirigentes independentistas han hablado ante las cámaras, muchas de ellas internacionales. Es la gran baza que les ha servido en bandeja un juicio tan mediático: el poder presentarse ante el mundo como víctimas de una represión. Es una baza de futuro, dado que en caso de condena, el 'procés' acabará con toda seguridad en manos del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Bloque constitucionalista

«No son presos políticos»

Frente a las acusaciones del secesionismo, el constitucionalismo ha defendido la separación de poderes y la independencia de los siete jueces de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

La socialista Cristina Narbona ha pedido «dejar hablar a la justicia». «Los líderes independentistas están acusados de haber realizado una serie de actuaciones. No son presos políticos, no son personas procesadas por sus ideas sino por sus actuaciones, calificadas como delitos muy graves en contra del Estado y del marco de derecho», ha remarcado la presidenta del PSOE en una entrevista a RNE.

Albert Rivera ha transmitido su valoración a través de Twitter: «Hoy comienza el juicio a los golpistas que intentaron destruir nuestra democracia. Deseo que se haga justicia y, sobre todo, que se respete la sentencia». El presidente de Ciudadanos también ha defendido que, en caso de condena, se deniegue cualquier solicitud de indulto. «A quien no le guste que se le aplique el Código Penal, que lo hubiera pensado antes», ha zanjado Rivera.

«Que Torra esté entre el público y no en el banquillo de acusados muestra que el golpe sigue vivo»

«Que Torra esté entre el público y no en el banquillo de acusados muestra que el golpe sigue vivo» santiago abascal, líder de Vox

A su llegada al Congreso, donde se debaten las enmiendas a la totalidad que se han registrado a los Presupuestos, Rivera ha insistido en que «justicia no es impunidad, justicia es que no se indulte a aquellos que puedan ser condenados, no es venganza, simplemente es que cumpla la ley». Y ha exigido «respeto» para los jueces, para que puedan hacer su trabajo sin presiones.

Santiago Abascal, presidente de Vox, ha acudido al Tribunal Supremo. De hecho, la formación de ultraderecha está personada en la causa y es la parte que pide las condenas más duras. Abascal ha cargado directamente contra Quim Torra, del que dijo que debería estar también sentado en el banquillo de acusados.

Más información