El arzobispo de Oviedo agradece al Rey «su valentía en la defensa de la libertad de España»

El Rey saluda a Jesús Sanz Montes./Juan Carlos Hidalgo (Efe)
El Rey saluda a Jesús Sanz Montes. / Juan Carlos Hidalgo (Efe)

Jesús Sanz Montes ha oficiado la misa en la Basílica, concelebrada por los arzobispos de Santiago de Compostela, Granada, Burgos y el cardenal Antonio María Rouco Varela

COLPISACovadonga

El primer viaje oficial de Leonor como Princesa de Asturias también ha dejado espacio para un momento más hondo y grave. Ha sido durante la misa solemne que el arzobispo de Oviedo ha oficiado en la Basílica de Covadonga. Allí, durante la homilía, Jesús Sanz Montes se ha dirigido al rey Felipe. «Siéntanos cercanos con el afecto y la plegaria -le ha dicho-, y muy agradecidos por su valentía y clarividencia en la defensa de la libertad de nuestro pueblo, de su paz y de su plural convivencia democrática en un Estado de derecho».

Con estas palabras, aunque sin llegar a hacerlo explícito, Sanz Montes se ha referido al «delicado» asunto que desde hace meses domina la agenda política española: la independencia de Cataluña. Así el arzobispo ha resaltado la simbología de la Virgen de Covadonga y la perspectiva cristiana en defensa del diálogo, así como su contribución para forjar la historia «con luces y sombras» pero desde la entrega para formar una España «plural» y con «un proyecto común». En este sentido, ha incidido en que Covadonga es «una de las primeras piedras» de Europa y sus raíces cristianas.

Con un ligero retraso sobre la hora prevista, la misa comenzó a las 12:30 horas y estuvo amenizada por las voces blancas de los niños de la Escolanía de Covadonga hasta las 13:30 horas, dando paso a la ofrenda floral ante la estatua de Don Pelayo.

Más información

Fotos

Vídeos