El PP emplaza al PSOE y Ciudadanos a formar un gobierno constitucionalista para asegurar la unidad de España

Mariano Rajoy, junto al lider de los populares en Cataluña, Xavier García Albiol y Alicia Sanchez Camacho. /
Mariano Rajoy, junto al lider de los populares en Cataluña, Xavier García Albiol y Alicia Sanchez Camacho.

El presidente del Gobierno en funciones carga contra los independentistas, a los que advierte de que sin respeto de la ley está la "barbarie"

CRISTIAN REINO BARCELONA

Tras el fracaso del pacto a tres entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, el PP cree que ha llegado su momento y por ello el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha emplazado esta mañana en Barcelona a los socialistas y a los dirigentes de la formación naranja a formar un gobierno constitucionalista, presidido por el PP, "cohesionado, estable, que genere confianza y que responda a las necesidades de la gente".

MÁS INFORMACIÓN

El PP propone un ejecutivo que tenga cinco objetivos: crecimiento económico y empleo, mantenimiento del estado de bienestar, defensa de la unidad de España, "porque hay quien la amenaza", defensa de las libertades y derechos y lucha contra la corrupción. Y a su juicio, el pacto entre populares, socialistas y Ciudadanos debería estar cimentado en la recuperación económica y la lucha contra el paro, políticas sociales, educación, financiación de las autonomías y fortalecimiento institucional.

En este punto, Rajoy, que ha desembarcado en Cataluña junto a la plana mayor de su partido y de su gabinete, ha reiterado que el PP ganará la batalla contra los independentistas y que defenderá la soberanía nacional, la unidad de España y la igualdad entre españoles. "Lo que sea España lo decidimos entre todos. Porque España es de todos. Todos tenemos derecho a decidir sobre lo que es de todos", ha afirmado.

El presidente del Gobierno en funciones ha recordado a los independentistas que la diferencia entre la "barbarie" y los países civilizados está en el cumplimiento de la ley. "Cuando no hay ley, es la ley del más fuerte. Y eso ya forma parte del padado. La ley está por encima de todos. Todos estamos sometidos a la ley y todos tenemos que cumplirla", les ha insistido. Rajoy ha reivindicado el pacto de 1978 como el más importante que se ha producido entre españoles. "Es sinónimo de concordia. Nos abrió al mundo, nos permitió entrar en la UE, reconoció la pluralidad del país y dio lugar al sistema más descentralizado de la historia", ha señalado. "No hay país en el mundo con el nivel de descentralización que tiene España", ha aseverado.

A pesar de la oferta a los socialistas, Rajoy ha cargado también contra los que a su juicio han dado estos días un "espectáculo" con la política. "No hemos participado de un juego que no llevara a ninguna parte", ha dicho. "Los únicos perfectos son los que se han reunido estos días, ha ironizado, los demás somos imperfectos". Aun así, ha asegurado que "seguirá dando la batalla", leído en términos de que continuará intentando formar gobierno hasta el último minuto, que no permitirá a los independentistas que se salgan con la suya y también en clave interna, para que nadie le mueva la silla.