Un fallecido al estrellarse un helicóptero que luchaba contra los incendios en Asturias

El piloto fallecido, José Antonio Rodríguez. /
El piloto fallecido, José Antonio Rodríguez.

El piloto José Antonio Rodríguez murió tras estrellarse el aparato con el que trataba de apagar el fuego en el concejo Parres

RAMÓN MUÑIZ/REDACCIÓN ARRIONDAS

José Antonio Rodríguez, de 40 años, piloto de uno de los helicópteros del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) ha fallecido tras estrellarse el aparato con el que estaba trabajando, en circunstancias que se desconocen, en labores de extinción en el incendio localizado en La Roza, en Parres.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso del accidente a las 13.07 horas. En la llamada señalaban que uno de los helicópteros del SEPA se había caído y estaba ardiendo. Estaba trabajando en una zona de repoblación conocida como La Cuesta de Parres próxima a la localidad de La Roza. El SEPA movilizó para el lugar el Helicóptero Medicalizado con el Grupo de Rescate del que forma parte un médico-rescatador. A las 13.38 el equipo logró acceder al lugar y han confirmado que el piloto de la aeronave está fallecido. Era el único ocupante de la aeronave. Según han asegurado los vecinos, el aparato se ha estrellado cuando sobrevolaba una zona en la que el fuego se había recrudecido de forma preocupante en las últimas horas. El aparato se ha estrellado en una zona de difícil acceso.

Además de movilizar al Grupo de Rescate con el helicóptero medicalizado se pasó el aviso al SAMU que envió la UVI-móvil y a la Guardia Civil que activó al GREIM de Cangas de Onís y se hará cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver.

Esta zona de La Cuesta de Parres ya había sufrido un incendio en febrero del año pasado. El incendio en cuya extincióin trabajaba el piloto fallecido se declaró el pasado sábado, una jornada en la que en Asturias llegaron a producirse más de 140 focos de forma simultánea. Las llamas se habían recrudecido de forma preocupante en las últimas horas, por lo que el servicio de extinción del Principado había centrado en esta zona buena parte de su esfuerzo en la comarca oriental en las últimas horas. Una veintena de personas, de las dotaciones de bomberos de la comarca oriental y las cooperativas forestales se encontraban luchando contra este incendio, además de dos helicópteros de extinción.

El presidente del Principado, Javier Fernández, y el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se han desplazado a la zona. Allí el jefe del Ejecutivo ha explicado que el fallecido llevaba un mes trabajando en Asturias en la lucha contra el fuego y acumulaba más de dos mil horas de vuelo.

Tras el accidente, la otra aeronave ha continuado luchando contra las llamas en solitario para tratar de evitar el avance el fuego en la zona donde se había producido el accidente, según han señalado testigos presenciales. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para el concejo de Parres no era desfavorable para el vuelo de helicópteros. El viento se pronosticaba desde el Sur con una fuerza de 5 kilómetros por hora hasta la media tarde, momento en el que cogería fuerza hasta los 20 kilómetros por hora. La probabilidad de lluvia era del 35% en la primera mitad del día. El presidente del Principado ha asegurado que no está clara la causa del accidente, en cuya investigación ya se trabaja, aunque la Administración regional considera probable que la niebla, o más probablemente el intenso humo existente en la zona en la que trabajaba el helicóptero pudieran influir en que el aparato terminara estrellándose contra una ladera.

Actualmente el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa) disponía de dos helicópteros para incendios forestales en la base de La Morgal. En la época de más fuego el dispositivo se refuerza con una tercera aeronave que opera desde Ibias. La muerte de José Antonio Rodríguez ha llevado hoy la consternación a los equipos que trabajan en la jucha contra el fuego en Asturias. El fallecido estaba casado y era padre de dos hijos. Su mujer reside en Mahón y sus padres en Galapagar (Madrid).

Fotos

Vídeos