La Facultad de Medicina atiende al #SOSJorge

La Facultad de Medicina atiende al #SOSJorge

Jorge Checa, un almeriense de sexto curso, pide ayuda económica para tratarse en Suiza de un cáncer "muy poco frecuente" localizado en su tórax

JAVIER MORALES

La noticia 'salta' de perfil en perfil por todas las redes sociales desde que la hiciera pública el pasado jueves. Jorge Checa, almeriense de 23 años, estudiante de Medicina en la UGR, necesita 200.000 euros para someterse en Suiza al tratamiento con protones que podría terminar con un tumor "raro" que "compromete muchas estructuras vitales".

Así lo hizo saber a través de una publicación en Internet. Este chico, que ya ha superado otras enfermedades graves, entre ellas una leucemia cuando tenía año y medio, detectó molestias en su brazo en enero de 2015. Fue el inicio de su particular historia, que tuvo en marzo de 2015 un punto de inflexión con el diagnóstico del tumor. "Desde ahí hasta ahora se han agotado las opciones terapéuticas que hay en España, es un tumor raro", explica a IDEAL, "no le puedo poner nombre ni siendo futuro médico".

La luz de esperanza en su lucha contra el cáncer está ubicada en una clínica de Suiza. "Hay diferentes tipos de radioterapia para diferentes tipos de tumores. Para este tipo, la radioterapia más sensible no está aquí, en España, está fuera", relata. No se trata, de acuerdo con Jorge, de una "negativa" por parte de los médicos que le han atendido en Andalucía y Madrid a aplicar el tratamiento: "Tienen toda la buena voluntad, pero no tienen la tecnología".

Tras recibir la confirmación de que su caso es compatible con los tratamientos aplicados en el 'Paul Scherrer Institut', el centro suizo en el que le ofrecen la terapia de protones efectiva para su caso, Jorge lanzó una petición a través de la red, con el hashtag #SOSJorge, en la que incluye el número de cuenta para los ingresos. Y la Facultad de Medicina ha difundido su llamada para poner fin a los "meses de auténtica desesperación y angustia" que han vivido este almeriense, granadino de adopción, y sus familiares.

El propio decano, Indalecio Sánchez-Montesinos, asegura que está en contacto con su familia "desde hace tiempo". "Desde la Facultad, por supuesto que lo apoyamos", ha afirmado. Incluso tratarán de organizar un acto con el que puedan recaudar dinero.

El coordinador del centro de preparación para el MIR AulaMIR-CTO en Granada, Fernando De Teresa, quien mantiene una estrecha relación con el profesorado y los estudiantes de Medicina, ha propuesto a través de las redes sociales una iniciativa con el objetivo de echar una mano a Jorge. Fernando De Teresa y el estudiante intercambiaron opiniones "hace unos meses", a través de una videoconferencia, ya que el almeriense dejó las clases en enero para centrarse en la búsqueda de un tratamiento. Por aquel entonces "no sabía el alcance de su tumor".

Ahora, el preparador ha planteado que la recaudación del musical 'AulaMir 3: los lunes al SAS', que pretende representar junto a sus alumnos los días 25 y 26 de noviembre, vaya destinada a esta causa. "No tenemos tiempo para tomarlo con calma, cuanto antes pueda tratarse, mejor", apremia en su publicación en Facebook. Es por ello que quiere vender las entradas, a 10 euros, en estas semanas. Los resguardos de ingreso en la cuenta de Jorge serán canjeados por vales para acceder al musical. "Por nuestra parte, procuraremos hacer el mejor musical 'amateur' que se haya visto en Granada en generaciones", bromea Fernando de Teresa.

También las asociaciones de la Facultad de Medicina se han entregado a la difusión de su caso. Alumnos Universitarios Tendiendo Puentes, la Orquesta de Estudiantes de Medicina o la Academia de Alumnos Internos se han afanado en los últimos días para que el mensaje llegue lo más lejos posible.

"Yo creo que sí", asegura Jorge, confiado, al preguntarle sobre la posibilidad de alcanzar la cifra. "El hecho de apostar por Suiza ha sido porque es posible, no es un intento desesperado o loco". Tras las primeras muestras de cariño, el futuro médico ha escrito en su blog una carta de apoyo: "Nunca me imaginé que recibiría esta respuesta. Todo esto es mucho más de lo que me podía imaginar".

En ella se compromete a "seguir luchando por defender los derechos de todos aquellos pacientes que sin información, o sin medios, desconocen que España no tiene toda la tecnología disponible en la actualidad para luchar contra esta enfermedad devastadora". Asegura también que "absolutamente todos los gastos médicos quedarán debidamente justificados (...), así como la donación del excedente (si lo hubiera), que sería destinado a la lucha e investigación contra el cáncer".