García Márquez, Kant y Primo de Rivera ponen a prueba a los alumnos en la selectividad

Primera prueba de la selectividad, ayer./
Primera prueba de la selectividad, ayer.

La primera jornada de exámenes transcurre con muchos nervios y la inquietud de aprobar y conseguir la nota suficiente para matricularse en la carrera deseada

ANDREA G. PARRA GRANADA

No les preguntaron por la Transición, pero sí hubo un texto de Gabriel García Márquez -que ha fallecido este año-. Seis mil estudiantes se enfrentaron ayer a los primeros exámenes de selectividad con los nervios a flor de piel y sabiendo que la nota que saquen determinará la carrera que cursarán en la Universidad. La primera jornada -terminan mañana sábado- transcurrió sin mayores incidentes. Solo en un examen de Historia faltaban en el texto tres palabras y se tuvo que llamar a todas las sedes -24 en el distrito de la Universidad de Granada (UGR)- para que las agregaran. Las palabras eran exactamente: «La monarquía democrática» -tan de moda estos días, pero en este caso hacía referencia a siglos atrás-.

Lucía García es una de las alumnas que estaba de los nervios. Ha cursado sus estudios en el Ave María Casa Madre y decía que no había dormido casi nada. A la prueba que más miedo le tenía era a la de Filosofía. No le salió mal. Entre las dos opciones presentadas, Descartes o Kant, eligió el primero. En Lengua se decantó por el texto de García Márquez «porque nos lo esperábamos». Lo mismo hizo su compañera, Sara Luque, que estaba igual de nerviosa. Ella hizo Historia, el sexenio revolucionario.

Sara quiere hacer un ciclo superior de Hostelería o Educación Social por lo que la selectividad no le hace falta, pero «la hago por si acaso». Confiesa que «cuando tenga la nota quizás piense hacer Educación Infantil en la Universidad». Lucía aún está pensando si elegirá Periodismo, Criminología o incluso Psicología. Quien lo tiene más claro es Jesús Torres, que esperando entrar a hacer la prueba de Lengua Extranjera, no ocultaba que estaba nervioso y confesaba que «espero tener nota suficiente para hacer Farmacia». Este estudiante del instituto Juan XXIII eligió el texto de García Márquez y en Historia, Primo de Rivera.

Gustavo Reyes, que también ha hecho bachillerato en el instituto Juan XXIII, decía que ha mirado ya el plan de estudios de Administración y Dirección de Empresas, que es lo que quiere estudiar. A la Facultad de Ciencias, donde hizo los tres exámenes ayer, llegó nervioso, aunque poco a poco se fue tranquilizando. David Soler, sin embargo, decía que estaba relajado. Eso sí, mientras estaba contestando a las preguntas para este periódico no dejó de mover la pierna. Ha estudiado en Ave María Casa Madre y quiere entrar en Psicología. Está confiado y asegura que «no tendré problemas para poder matricularme en esta carrera porque tengo nota». A los exámenes que más tema son a Matemáticas y Química.

Estos cinco alumnos son algunos de los 41.000 de las ocho provincias andaluzas que se enfrentaron ayer a las materias comunes de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), formada por tres exámenes: comentario de texto relacionado con la Lengua Castellana y la Literatura; Historia de España o Historia de la Filosofía, a elegir entre una de estas dos materias; y un último examen de Lengua Extranjera, como han explicado.

En esta convocatoria de junio se presentan en el distrito de Granada -los dos tribunales, Junta y MECD en Marruecos, pero que coordina la UGR también- 159 alumnos menos que el año pasado en estas mismas fechas. Un total de 4.798 se presentan a las dos fases, 958 solo a la fase específica y 245 solo a la fase general. Con la fase específica los estudiantes optan al 14 -es la puntuación máxima- y a ponderar con mejores calificaciones para conseguir plaza en la carrera deseada.

Los exámenes se realizaron simultáneamente en las provincias andaluzas por lo que el error de Historia se debió corregir en todas.

En el primer ejercicio, además de un texto de 'Crónica de una muerte anunciada' de Gabriel García Márquez ya comentado, había otra opción, que era un fragmento de la obra teatral de Valle Inclán 'Luces de Bohemia'. David Soler se decantó por esta última.

En la segunda prueba, los alumnos debían escoger entre examinarse de Historia de la Filosofía o Historia de España. Los que se decantaron por la primera posibilidad, tenían entre sus dos opciones un texto de Descartes, tomado de 'Discurso del método', y otro extraído de 'Contestación a la pregunta: ¿Qué es la Ilustración?' escrito por Kant.

Por otra parte, a aquellos que se presentaron al examen de Historia de España se les ofreció la posibilidad de escoger entre la opción A, con el tema 'El Sexenio Revolucionario (1868-1874): intentos democratizadores. De la revolución al ensayo republicano' y dos documentos a comentar y contextualizar. El primero de ellos recogía la caricatura titulada 'Prim busca a ciegas un régimen'; el segundo fue un fragmento del texto 'Proclamación de la Primera República' del Discurso de Emilio Castelar en el Congreso el 11 de febrero de 1873.

La opción B, cuya temática se centraba en 'La Dictadura de Primero de Rivera (1923-1930)', venía acompañada de dos documentos: una fotografía titulada 'Parada militar con Primo de Rivera y Sanjurjo tras la victoria de Alhucemas en 1925' y un fragmento de la cartilla de Unión Patriótica.

Pasadas las 12.00 horas los alumnos estaban más calmados. No hubo incidentes, tal como explicó Ceferino Ruiz Garrido, coordinador de Relaciones con Centros de Enseñanza Secundaria (CReCES) Universidad de Granada. La jornada concluyó con el examen de Lengua Extranjera, donde los estudiantes tenían la opción de probar sus conocimientos en cinco idiomas: alemán, francés, inglés, italiano o portugués.

El total de profesores participantes en los dos tribunales únicos (hay 24 sedes) es de 221. Entre todos corregirán unos 36.800 ejercicios aproximadamente.