El mundo confraterniza en París en torno al ideal de la paz

Macron exhorta al multilateralismo a los mandatarios reunidos en el centenario del final de la Primera Guerra Mundial

FERNANDO ITURRIBARRÍACorresponsal. París

Cerca de 80 jefes de Estado y de Gobierno de los cinco continentes así como los dirigentes de las principales organizaciones intergubernamentales confraternizaron este domingo en París en torno al ideal de la paz en la solemne conmemoración del centenario del final de la Primera Guerra Mundial. El presidente francés, Emmanuel Macron, les exhortó a la cooperación multilateral y a defender las instituciones internacionales para evitar la repetición de los errores que condujeron a los devastadores conflictos bélicos del siglo XX. «El patriotismo es justo lo contrario del nacionalismo, el nacionalismo lo traiciona», proclamó.

Francia desplegó sus mejores galas para conferir la solemnidad adecuada a la efeméride de un acontecimiento histórico en el que fue potencia vencedora. Todos los tratados de paz fueron firmados entre 1919 y 1920 en los castillos de Versalles, Saint-Germain, Trianon, Neuilly y Sèvres situados en torno a París. Pero evitó celebrar con un desfile militar la victoria de los aliados sobre los imperios alemán, austro-húngaro y otomano y prefirió conmemorar el armisticio en el frente occidental de una contienda que causó 18,6 millones de muertos o desaparecidos entre civiles (8,9 millones) y soldados (9,7).

LAS CLAVES

Emmanuel Macron.
«El patriotismo es justo lo contrario del nacionalismo, el nacionalismo lo traiciona»
Ausencias destacadas.
Llamó la atención el bajo nivel de la delegación británica, con el canciller del ducado de Lancaster

El éxito de la convocatoria fue mayúsculo. La última vez que París había acogido a una delegación tan nutrida de mandatarios mundiales databa del 11 de enero de 2015 tras las matanzas yihadistas en la revista 'Charlie Hebdo' y en un supermercado judío. La mayoría de los países representados no eran todavía independientes cien años atrás pues formaban parte de los imperios o de potencias coloniales. Donald Trump, Angela Merkel, Vladímir Putin, Benjamín Netanyahu, Recep Tayyip Erdogan, Justin Trudeau, Mohamed VI, Alberto de Mónaco, Felipe VI… La nómina de asistentes acaparó la plana mayor de mandamases del planeta.

La importante representación africana abarcó a casi todos los dirigentes del oeste de África e incluyó a los presidentes de Ruanda, Níger, Congo, Chad, Senegal, Nigeria y República Centroafricana. Entre los hispanoamericanos figuraron los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Costa Rica, Carlos Alvarado. En este contexto llamó la atención el bajo nivel de la delegación británica, ostentada por el canciller del ducado de Lancaster en ausencia de las invitadas Isabel II de Inglaterra y Theresa May o de algún miembro de la familia real. Tampoco estuvo el expresidente socialista francés François Hollande al contrario que su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy.

Por su cuenta

Trump y Putin acudieron por su cuenta al Arco del Triunfo por razones de seguridad mientras sus demás colegas se trasladaron juntos en autobús y luego a pie guarecidos bajo paraguas negros desde el palacio del Elíseo, donde fueron recibidos a pie de escalinata por el matrimonio Macron. Tres militantes del movimiento feminista Femen fueron detenidas por forzar el dispositivo de seguridad al paso del cortejo presidencial estadounidense por los Campos Elíseos. Con los lemas 'hipocrisy parad' y 'gangsta party' lucidos a pecho descubierto, saltaron las barreras y trataron de acercarse a Cadillac One, el mismo coche blindado y contaminante que la víspera había ahumado con su tubo de escape a los Macron y los Trump cuando se despedían tras almorzar en el Elíseo.

Bajo una intensa lluvia, la ceremonia tuvo un marcado acento musical no exento de simbolismos. El violonchelista Yo-Yo Ma interpretó la zarabanda de la suite número 5 de Juan Sebastian Bach. Es decir, un artista estadounidense de origen chino nacido en París tocó música compuesta por un alemán. La cantante beninesa Angélique Kidjo arrancó los aplausos del selecto auditorio con un tema en honor a las tropas coloniales. La Joven Orquesta de la Unión Europea cerró el acto con el 'Bolero' de Maurice Ravel, que participó en el conflicto alistado en el servicio de ambulancias y compuso 'La tumba de Couperin' en homenaje a sus compañeros de armas caídos en el frente.

Tras pasar revista a tropas de las escuelas de oficiales, Macron recordó a los tres militares franceses fallecidos este año en servicio en teatros de operaciones exteriores y reavivó la llama en la tumba al soldado desconocido en la que realizó una ofrenda floral. En su discurso, sostuvo que «la lección de la Gran Guerra no puede ser la del rencor de un pueblo contra otros ni la del olvido del pasado».

«Lo sé, los demonios antiguos resurgen, preparados para cumplir con su obra de caos y muerte», advirtió. «Nuevas ideologías manipulan las religiones y preconizan un oscurantismo contagioso. La historia amenaza a veces con retomar su curso trágico y comprometer nuestra herencia de paz que creíamos definitivamente sellada con la sangre de nuestros antepasados», avisó para justificar un renovado juramento de las naciones a favor de la paz. «¡No olvidemos!», clamó.

«Juntos podemos conjurar esas amenazas que son el espectro del cambio climático, la pobreza, el hambre, la enfermedad, las desigualdades y la ignorancia», planteó. «Hemos empezado esta lucha y la podemos ganar. Continuemos porque la victoria es posible», arengó tras invitar a «sumar nuestras esperanzas en lugar de oponer nuestros miedos».

Macron concluyó su intervención con vivas a la paz entre los pueblos y los Estados, a las naciones libres del mundo, a la amistad entre los pueblos y a Francia.

Una activista de Femen, detenida antes de alcanzar la caravana de Trump

La Policía francesa ha detenido a una activista del colectivo Femen que intentaba aproximarse en topless a la comitiva del presidente de EE UU, Donald Trump, mientras circulaba de camino a la ceremonia. La mujer consiguió aproximarse a pocos metros de los vehículos antes de acabar reducida en el suelo por las autoridades.

Más información

 

Fotos

Vídeos