El presidente de Afganistán cree que los ataques talibanes podrían retrasar la retirada de EE UU

Ashraf Ghani. /
Ashraf Ghani.

Obama ha fijado la salida de las tropas a finales de 2016, pero Ghani considera que es posible que ese plazo tenga que ser reexaminado

EUROPA PRESSMADRID

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha valorado que el plazo de dos años contemplado por Estados Unidos para retirar a sus tropas del país podría tener que ser "examinado de nuevo" si los talibán continúan suponiendo una amenaza para las autoridades.

"Los plazos límite no deben ser dogmas", ha indicado durante una entrevista concedida a la emisora estadounidense CBS. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha anunciado que la retirada de los soldados se producirá a finales de 2016.

"Si ambas partes, o, en este caso, múltiples partes, han hecho todo lo posible para conseguir los objetivos y el progreso es real, debería haber voluntad para examinar de nuevo ese plazo límite", ha sostenido. Preguntado sobre si Obama ha sido informado acerca de su punto de vista, Ghani ha afirmado: "El presidente Obama me conoce. No necesitamos decírnoslo", tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

Combate de la insurgencia

Por su parte, el general John Campbell, que encabeza la nueva misión de la OTAN en el país, ha expresado su confianza en que las fuerzas de seguridad puedan hacer frente a las operaciones de la insurgencia. "El Ejército es la institución más respetada del país", ha manifestado.

La OTAN dio comienzo la semana pasada a la operación 'Apoyo Decidido', por el que los efectivos de la coalición internacional adiestrarán a los 350.000 soldados del Ejército afgano que se encargarán a partir de ahora de mantener la seguridad en el país tras la retirada del grueso de las tropas internacionales.

Los talibán han proclamado la derrota de las tropas internacionales y han recalcado que continuarán con sus actividades de insurgencia "mientras un solo extranjero permanezca en el país vistiendo uniforme militar". "No seremos engañados por las transiciones en las misiones de la ISAF -Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán-. Creemos que nuestra nación seguirá fortaleciendo el camino de la 'yihad' y las desmoralizadas tropas estadounidenses seguirán sufriendo derrotas", han valorado. "Consideramos este paso como una clara prueba de su derrota. A pesar de que las fuerzas arrogantes no pueden tener el valor de proclamar su derrota, el mundo entiende que esta misión ha fracasado a la hora de domesticar a la valiente nación afgana a pesar de sus armas, su dinero y su tecnología", han remachado.