Un terrorista suicida, autor del ataque en la catedral copta de El Cairo

Estado de la iglesia tras el ataque./
Estado de la iglesia tras el ataque.

La Policía egipcia ha detenido a cuatro personas en relación con el atentado donde murieron 24 personas

REUTERS / EPel cairo

El presidente de Egipto, Abdel Fatá al Sisi, ha informado de que las fuerzas de seguridad de Egipto han detenido a tres hombres y una mujer en relación con el atentado que tuvo lugar el domingo contra una catedral copta de El Cairo, donde murieron 24 personas después de que un terrorista suicida detonara una bomba.

más información

El mandatario, que ha identificado al agresor como Shafik Mahmud Mohamed Mustafa, de 22 años, ha señalado que las fuerzas de seguridad continúan buscando a otras dos personas, que habrían huido del lugar donde se produjo el ataque. Además, Al Sisi ha destacado la necesidad de reforzar la legislación existente para detener posibles atentados.

Este lunes, un gran número de personas ha acudido a la iglesia egipcia de la Virgen María y San Atanasio en la capital del país, donde se ha llevado a cabo un funeral para los familiares y amigos de las víctimas.

Durante el servicio, al que ha acudido el papa copto Teodoro II, la mayoría de los supervivientes ha acusado a las fuerzas de seguridad de no estar alerta y proporcionar la seguridad suficiente a la población.

La Policía no hizo «todo lo necesario»

Al menos cinco de los supervivientes han señalado que la Policía no hizo todo lo necesario durante el evento celebrado en la catedral para garantizar la protección de los asistentes en un día en el que había una gran confluencia de personas.

"Había un gran número de personas entrando sin pasar ningún tipo de control", ha indicado Mina Francis, cuya madre murió durante la explosión, que causó 49 heridos. Las fuerzas de seguridad han informado de que al menos seis niños se encontraban entre los muertos.

"Dios proteja del demonio a Egipto y a todos los egipcios", ha señalado el papa copto. "En momentos como estos nos apoyamos los unos en los otros, permanecemos unidos y ofrecemos condolencias en relación con el luto que estamos todos atravesando", ha manifestado.

Ataques contra los cristianos

A pesar de que los coptos han apoyado al Gobierno generalmente, la multitud ha exigido la venganza por parte del Gobierno. Las disputas han tenido lugar después de que los manifestantes instaran al presidente a sustituir al ministro del Interior.

Los médicos que tratan a los heridos, que han sido trasladados a un hospital de la zona, han indicado que el número de muertos podría aumentar debido a que muchos de los afectados presentan heridas graves que no pueden ser tratadas dado los pocos recursos con los que cuenta el centro médico en el que se encuentran.

Los coptos ortodoxos, que forman el 10 por ciento de la población del país, suponen la mayor comunidad cristiana de Oriente Próximo. A menudo son heridos por residentes musulmanes, que queman sus viviendas e iglesias en zonas pobres.

La inseguridad de la comunidad cristiana en Egipto ha aumentado considerablemente desde que el grupo terrorista Estado Islámico se extendió por Siria e Irak en 2014, atacando a las minorías en la región. En 2015, una veintena de cristianos egipcios murieron en Libia a manos de los terroristas.

"Había vehículos de la Policía en frente de las puertas de la iglesia. Estaban demasiado ocupados bebiendo té y limonada. No estaban haciendo su trabajo, no estaban preguntándole a la gente por qué entraban y salían", ha manifestado el militar retirado Hani Gabalá, de 43 años. "Tenemos un Gobierno incompetente. Mira la economía. Estamos sobreviviendo sólo porque contamos con el apoyo de dios", ha añadido.