Los terremotos históricos en Granada

Daños en Atarfe provocados por el terremoto de 1956 /Torres Molina/Archivo de Ideal
Daños en Atarfe provocados por el terremoto de 1956 / Torres Molina/Archivo de Ideal

La sucesión de terremotos de estos días, que los expertos consideran dentro de la normalidad, da pie al recuerdo de los grandes sismos que ha sufrido la provincia a lo largo de su historia

AMANDA MARTÍNEZ

Aquel domingo de finales del mes de julio de 1979 Granada tembló siete veces. La primera sacudida, de 4,3 grados de la escala de Ritcher, se produjo a los dos y cincuenta y cinco de la madrugada, la última a las ocho de la mañana. Los perros no dejaron de ladrar hasta el amanecer cuando la luz del día minimizó el miedo.

Al día siguiente, Granada siguió temblando. A las doce menos cuarto los vecinos del Zaidín y Camino de Ronda, notaron especialmente la sacudida. El susto hizo que muchas familias abandonaran sus casas y buscaran un lugar seguro en la calle para pasar la noche. Los vecinos desplegaron mantas y sacos en solares de Los Vergeles o en la plaza de Fontiveros y montaron tiendas de campaña en el Paseo del Violón y en los Jardines del Triunfo. En corrillos la gente contaban cómo habían sentido la tierra vibrar bajo sus pies: «¡Hoy ha sido botar de verdad!», decía uno; «pues yo he sentido una cosa por dentro, como lo que se siente subido en la noria», explicaba otro «Todos los años ha habido una misa ofrecida por el Ayuntamiento a la Virgen por los terremotos y este año aún no», se lamentaba una parroquiana.

Estas sacudidas se prolongaron durante días y aunque desde el Observatorio de Cartuja se hacían llamamientos para mantener la serenidad, algunos ciudadanos continuaron durante varias noches durmiendo en la calle. Era normal, no porque la situación fuera especialmente grave, sino porque durante años habían oído contar a sus propios padres y abuelos historias sobre aquel catastrófico terremoto que sintieron en sus propias carnes allá por 1956.

Albolote, 1956

La tarde del miércoles 19 de abril en la zona comprendida entre Sierra Elvira y Granada se registró uno de los terremotos más importantes del siglo XX en España. Los sismógrafos de Observatorio de Cartuja registraron una intensidad de ocho grados en Albolote y Atarfe dos de los pueblos más afectados donde se hundieron viviendas y muchas casas sufrieron daños considerables. Murieron siete personas como consecuencia directa del temblor y dos días más tarde, cuando aún continuaban las réplicas, se hundió una cueva del Beiro en la que perecieron sepultados un matrimonio y sus tres hijos. Se valoró en 20 millones de pesetas de la época los daños materiales. En la capital parte de la cornisa de la Audiencia se desplomó, cayó al pavimento de la Gran Vía la cruz que corona la fachada de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y se agrietaron la iglesia de San Matías y el Arco de Elvira. El 2 de mayo, Franco visitó la zona más afectada. Cuentan que dijo: «que Dios me de fuerzas para remediar todo esto».

El terremoto que cambió la historia

Granada es una zona de alta peligrosidad sísmica y su relación con los terremotos viene de largo. Cuentan las crónicas que cuando los Reyes Católicos se encontraban en Granada sintieron un temblor. «El rey Fernando estaba en la Alhambra y no se enteró. En cambio, la reina Isabel lo sintió en el campamento de Santa Fe, se asustó y decidió no convertir Granada en la capital del reino, tal como habían previsto anteriormente». Aunque fue el 24 de abril de 1431 cuando tuvo lugar uno de los más intensos que incluso dañó al recinto de la Alhambra. Se desconoce la magnitud exacta pero hay referencias en textos de la época que revelan que aquel temblor derribó gran parte de la muralla y el Palacio de Alixares. Lo recordaba en una ocasión a este periódico Manuel Espinar, experto en Historia Medieval de la Universidad de Granada. Las huestes del rey Don Juan II de Castilla tenían la ciudad sitiada cuando la tierra rugió. El seísmo causó una gran mortandad, destruyó cientos de edificaciones –«por las grietas cabía una persona de pie»–, dejó sin sus rumorosas aguas a la Alhambra y quebró las calles y la moral del monarca castellano, que ni siguiera paró a recoger el campamento, que estaba en lo que hoy es la vecina localidad de Atarfe, y salió pitando en dirección a Córdoba. «Lo más curioso es que, de ser exactas las crónicas, la conquista de Granada pudo haberse producido con seis décadas de antelación», comentaba Espinar.

La trágica navidad de 1884

Se calcula que bastaron unos 15 o 20 segundos para destruir por completo Arenas del Rey donde más del 90% de las casas se derrumbaron total o parcialmente la noche del 25 de diciembre de 1884. En sus calles se abrieron grietas de 30 metros de largo y de entre cuatro y diez centímetros de ancho y murieron 135 personas, aunque el mayor número de muertos se registró en Alhama de Granada en el que fallecieron 463. Los estragos fueron devastadores en un buen número de pueblos más: Albuñuelas, Ventas de Zafarraya, Jayena, Nigüelas, Dúrcal, Loja, Chimeneas... hubo pueblos que cambiaron su ubicación por completo como Arenas del Rey o Ventas de Huelma y otros como Játar o Santa Cruz del Comercio fueron reconstruidos en su totalidad. El balance de más de 900 muertos y miles de heridos, impresionó a toda España tanto que el rey Alfonso XII, que se encontraba enfermo de tuberculosis, se desplazó a Granada para conocer el alcance de la catástrofe. Nueve meses después de aquella dramática visita moría Alfonso XII, uno de los últimos gestos solidarios de su corta vida.

Hoy por hoy los expertos nos aseguran que la provincia está preparada para afrontar un movimiento sísmico y nos encomendados a los profesionales Instituto Andaluz de Geofísica que velan en la prevención de estos desastres. Y, cada año, la ciudad renueva el voto a la Virgen de las Angustias para que la proteja de los terremotos, por si acaso.

Terremotos históricos

24 de abril de 1431, VIII-IX Granada

4 de julio de 1526, VII

30 de septiembre de 1531, VIII-IX Baza

13 de enero de 1804 VII-VIII Motril

27 de octubre de 1806, VIII Pinos Puente

25 de diciembre de 1884, IX-X Arenas del Rey

25 de mayo de 1901, VII, Motril

31 de mayo de 1911, VII, Santa Fe

11 de agosto de 1913, VII, Albuñol

25 de noviembre de 1913, VII Huéscar

28 de abril de 1918, VII Atarfe

27 de julio de 1922, VII Dúrcal

19 de abril de 1956, VII Albolote

9 de junio de 1964, VII Galera

9 de septiembre de 1964, VII Otura

Fuente, Instituto de Geofísica de Andalucía

 

Fotos

Vídeos