Granada CF

Quini alcanza los 50 partidos de liga con el Granada

Quini (de rojiblanco) ante Aspas. //BALDOMERO
Quini (de rojiblanco) ante Aspas. / /BALDOMERO

El defensor cordobés se ha asentado en el lateral zurdo pese a que llegó dispuesto a competir con Víctor Díaz en el carril derecho del equipo

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

A Joaquín José Marín 'Quini' le están saliendo muy bien las cosas desde hace más de un año. El defensor cordobés, con pasado en el filial del Real Madrid y en el Rayo vallecano, jugó el pasado domingo en Balaídos su partido número 50 en liga con el Granada. Y, por si alcanzar esta cifra redonda no fuese suficiente premio, Quini ayudó a sus compañeros a vencer su segundo partido consecutivo fuera de casa (0-2) e instalarse en la zona media de la tabla en la semana previa al duelo liguero ante el FC Barcelona.

La polivalencia del futbolista de Fernán Núñez ha sido lo que más le ha ayudado a hacerse un sitio en las alineaciones del equipo rojiblanco. Llegó al Granada en el verano del 2017 para competir con Víctor Díaz en el lateral derecho, pero el buen rendimiento de su compañero le cerró las puertas de la titularidad y solo tuvo protagonismo en 15 partidos, siendo titular en tan solo cuatro. A pesar del fracaso tanto a nivel como colectivo como individual, Diego Martínez interiorizó que Quini era una herramienta muy válida en su equipo de trabajo y durante la pasada campaña 2018/19 lo utilizó como lateral derecho, extremo derecho y lateral izquierdo. El momento clave para él llegó en la jornada 16, en la que su compañero Álex Martínez cayó gravemente lesionado durante la disputa de un Málaga-Granada al que tuvo que salir en el minuto 17 para intentar frenar las acometidas de un conjunto costasoleño que era el claro favorito a llevarse el encuentro por su buen inicio liguero.

El Granada terminó llevándose el derbi por la mínima y Quini fue uno de los destacados. Aquella solución parecía un parche hasta que cualquiera de los dos laterales zurdos del equipo se recuperara de sus respectivas dolencias -Adri Castellano también tenía molestias- pero Quini se asentó en el carril zurdo y por su excelente rendimiento nadie discutió su presencia en las alineaciones, terminando el curso como uno de los jugadores intocables en el equipo del ascenso. Su rol había cambiado por completo puesto que, a pesar de jugar a pierna cambiada, pasó de completar 15 apariciones en la competición liguera a jugar un total de 31 partidos, que habrían sido más si no hubiese sufrido una lesión en su tobillo derecho que lo apartó de los entrenamientos durante un par de semanas.

Una vez conseguido el ascenso a Primera, Quini parecía volver a la casilla de salida. Teórico suplente de Víctor Díaz a la espera de que llegase un lateral izquierdo que compitiese por el puesto con Álex Martínez y con Carlos Neva. El elegido ha sido Köybasi, pero el defensor cordobés ha hecho saltar la banca de nuevo y su esfuerzo y disciplina en el carril izquierdo le han valido para volver a asentarse en esa banda. De momento, y a pesar de que Álex Martínez sea baja por lesión, sigue convenciendo a su técnico al haber sido titular en las cuatro jornadas de liga que se han disputado hasta la fecha.