Granada CF

El mejor inicio a domicilio en Primera división

Yangel es abrazado por Puertas tras su gol en Balaídos, con Domingos al fondo. /BALDOMERO
Yangel es abrazado por Puertas tras su gol en Balaídos, con Domingos al fondo. / BALDOMERO

El conjunto rojiblanco nunca había sumado siete puntos tras disputar sus tres primeros encuentros lejos de Los Cármenes en la élite

CHEMA RUIZ ESPAÑAGRANADA

Con su victoria del pasado domingo frente al Celta, la segunda consecutiva, el Granada firmó el mejor comienzo como visitante de su historia en Primera división. El conjunto rojiblanco ha alcanzado los siete puntos con los que cuenta actualmente en su casillero lejos de casa, gracias al empate en Villarreal y a los dos triunfos que siguieron a la derrota frente al Sevilla, en el único duelo que ha albergado por ahora Los Cármenes.

Se trata de la primera ocasión en las 24 temporadas que el cuadro nazarí ha jugado en la máxima categoría del fútbol español que alcanza esta cifra tras disputar tres encuentros a domicilio. Queda ya obsoleta la marca de cinco puntos obtenida en la campaña 2013/14, su segundo mejor arranque como visitante en la élite pese a que sólo logró ganar en uno de sus tres primeros viajes.

Solo el Sevilla, actual líder de Primera división, mejora los registros que ha alcanzado el Granada hasta la fecha. El club hispalense ha ganado los tres partidos que ha jugado lejos del Ramón Sánchez Pizjuán, aunque suma menos tantos que los pupilos de Diego Martínez. En este apartado vuelve a destacar el conjunto granadino, que ha marcado en cancha rival los nueve tantos que ha logrado celebrar hasta ahora, lo que le convierte en el máximo goleador fuera de casa de la categoría. Estos se reparten además entre siete futbolistas, algo que sólo supera el FC Barcelona entre nueve. Valladolid, Real Sociedad y Eibar, que son los otros tres equipos que han disputado ya tres partidos en condición de visitante, quedan por debajo del cuadro granadino en esta particular clasificación de huéspedes.

Estos datos ratifican lo mostrado por el conjunto rojiblanco durante la pasada temporada, en la que cerró el curso como mejor visitante de Segunda, igualado con el Málaga y el Albacete. Entonces, el cuadro nazarí sumó 34 puntos en sus expediciones, obtenidos gracias a sus nueve victorias y siete empates. Quedan lejos estas cifras de las registradas en su último periplo en Primera, en especial en la temporada del descenso. En dicha campaña, la 2016/17, el equipo no ganó ningún partido a domicilio, condición en la que sólo logró arañar cuatro puntos.

Dos victorias seguidas

En Vigo se rompió además otra barrera que llevaba lastrando al Granada desde hace algo más de tres años. El conjunto rojiblanco enlazó su segunda victoria consecutiva en Liga, algo que no lograba en Primera división desde el final de la temporada 2015/16, la última en la que pudo sellar su permanencia en la élite, bajo la dirección aún de Quique Pina. El aciago rendimiento del equipo al curso siguiente impidió que pudieran cantarse dos triunfos seguidos en la máxima categoría nacional durante algo más de tres campañas.

Precisamente, con el segundo triunfo que logró encadenar en mayo de 2016 certificó su salvación matemática, en casa del Sevilla. Los goles de Babin, El Arabi e Isaac Cuenca –este por partida doble– pusieron el 1–4 frente al club de Nervión, un resultado que llegó justo después de una victoria vital ante Las Palmas en Los Cármenes. Aquí tuvo que remontar dos tantos tempraneros de Jonathan Viera para poner el definitivo 3–2 en el marcador, con Rochina, Ricardo Costa y el propio El Arabi como artilleros.

Sin embargo, cabe destacar que, incluyendo los encuentros disputados en Copa del Rey, el cuadro granadino sí que logró encadenar dos triunfos durante el año del descenso. El conjunto dirigido entonces por Lucas Alcaraz logró vencer a Osasuna en Los Cármenes en la ida de los dieciseisavos de final de la competición del 'KO', gracias a un solitario gol de Jon Toral. Tres días después, ya en Liga, los rojiblancos se impusieron al Sevilla en Los Cármenes por 2–1, con tantos de Andreas Pereira y David Lombán. Ben Yedder recortó distancias desde el punto de penalti, pero no hubo tiempo para la épica sevillista.

Durante sus dos temporadas en Segunda división, el Granada logró encadenar hasta cuatro triunfos seguidos en dos ocasiones, si bien en la última de ellas se incluye el choque frente al Reus que no se llegó a disputar la pasada campaña por la descalificación del club catalán. Aquel curso fueron cinco las ocasiones en las que se logró una racha de tres victorias seguidas, y tres las veces en las que se consiguió una secuencia de dos triunfos.