Granada CF

Germán Sánchez se podría reencontrar en Vigo con su pareja de baile en Tenerife

Germán despeja un balón durante un entrenamiento./ Ramón L. Pérez
Germán despeja un balón durante un entrenamiento. / Ramón L. Pérez

Jorge Sáenz estuvo muy cerca de conseguir el ascenso a Primera con el ahora central rojiblanco, pero su oportunidad le ha llegado al final en el Celta

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

Germán Sánchez y Jorge Saénz comparten muchas cosas. Ambos juegan de centrales y tuvieron una día la meta de llegar a Primera. Por compartir, compartieron hasta vestuario. Fueron la pareja de zagueros del último gran Tenerife en Segunda. Por aquel entonces, Jorge era la revelación de la campaña y Germán se consolidaba como una de las figuras defensivas de la competición. El Getafe se interpuso en el camino hacia la élite de esta pareja de baile. Hoy, ambos ven ese sueño cumplido, el que no lograron cuando eran compañeros.

Esta semana les toca reencontrarse. El destino de los dos defensas, a los que ha suplido, entre otros, el bastetano Carlos Ruiz, estaba lejos de Tenerife. Después de quedarse con la miel en los labios en aquel 'play off' no sorprendió a nadie que Jorge Sáenz sonara para los mejores equipos de Primera. No sonó, sino que directamente desembarcó en el Granada su socio, Germán. Mientras el rojiblanco se resarció de su primer año en Los Cármenes siendo parte fundamental del regreso, el joven Sáenz tuvo que esperar a que el Valencia consiguiese su fichaje. No obstante, su primera oportunidad en Primera ha llegado de la mano de Fran Escribá y la dirección deportiva celtista, que incluyeron al central en la operación de Santi Mina y Maxi Gómez.

La explosión en la zaga de Aidoo, uno de los fichajes candidatos a dar la sorpresa, podría restar protagonismo a uno de los centrales más prometedores de España y convocado varias veces por las categorías inferiores de la selección. A Germán le llegó más tarde la oportunidad de encontrarse entre las estrellas de La Liga, aunque ante el Espanyol demostró su capacidad para adaptarse a la categoría.

El objetivo de los rojiblancos no es otro que salvarse, algo que a priori no inquietaría a los equipos de Jorge, Valencia y Celta. Pero esta semana vuelven a compartir algo, en este caso el reto de sumar tres puntos.