'Warhammer', el estandarte del coleccionismo

Carlos Andrade, dueño de la tienda War Lotus de Granada, pinta una de sus figuras./ALFREDO AGUILAR
Carlos Andrade, dueño de la tienda War Lotus de Granada, pinta una de sus figuras. / ALFREDO AGUILAR

Carlos Andrade, responsable de la tienda WarLotus de Granada, posee una selección de más de quinientas figuras entre sus distintos ejércitos y piezas exclusivas

DIEGO CALLEJÓN

El universo fantástico de 'Warhammer' se ha convertido en un auténtico estandarte del coleccionismo. Para quienes no conozcan este fenómeno, cabe aclarar que 'Warhammer' es un juego de estrategia con miniaturas que, divididas en distintas razas o ejércitos, luchan entre sí en un ambiente de magia, guerra y fantasía. Además, este pasatiempo tiene una versión futurista llamada 'Warhammer 40000' que, bajo unas reglas muy similares, plantea partidas en un mundo distópico con diferentes equipos. Este juego es un auténtico fenómeno a nivel mundial que ha ido sumando miles de seguidores desde que se sus figuras salieran a la venta en 1987. Casualmente, ese mismo año nació Carlos Andrade, uno de los mayores amantes de 'Warhammer' en Granada.

A diferencia de la mayor parte de coleccionistas y aficionados al juego de estrategia, Carlos no se interesó por 'Warhammer' por conocer a otros amantes de esta moda, sino por su gusto por los mundos de fantasía. «A mi madre le encantaba la ciencia-ficción, y desde pequeño siempre me ha llamado la atención ese género», explica Andrade. Fue en el año 2001 cuando, «por casualidad», se topó con unas miniaturas del juego y decidió comprarlas e iniciar una colección que ya supera las quinientas piezas.

A día de hoy, diecisiete años más tarde, 'Warhammer' no es solamente un juego o una colección para Carlos, sino que se ha convertido en su medio de vida. Y es que, este granadino es uno de los dos responsables de War Lotus en Granada, una tienda de venta de figuras de 'Warhammer' y juegos de mesa en la que cada fin de semana se reúnen decenas de jóvenes para batirse con dados, manuales y miniaturas de todo tipo.

LA COLECCIÓN

Número de piezas
Más de 500
Colecciona desde
El año 2001
Pieza más peculiar
Marco Colombo, una miniatura de Warhammer inspirada en Cristóbal Colón de la que se lanzaron muy pocas unidades y que, a día de hoy, es muy compleja de conseguir

«Llevamos ocho años con la tienda en Granada y funciona bastante bien», reconoce Carlos, quien añade que, al margen del coleccionismo y el propio juego, «una de las cosas más entretenidas es pintar las figuras».

Demonios, marines y Colón

Hablando sobre su colección de 'Warhammer', Carlos afirma que el juego «incluye un mundo muy rico», ya que en él se pueden encontrar toda clase de especies y personajes. En concreto, este granadino colecciona principalmente 'Orcos 40000', 'Marines del Caos' y 'Hombres Bestia', aunque reconoce tener «figuras y batallones sueltos de otras razas».

Respecto a la inversión realizada sobre esas más de quinientas piezas que posee, Carlos aclara que «por suerte, al tener una tienda de 'Warhammer' ahorro mucho con el tema de la segunda mano». Y es que, según explica el granadino, él es «el primero en enterarse» cuando alguien quiere vender una pieza interesante, por lo que no suelen costarle «demasiado».

En cuanto a la pieza más exclusiva de su amplia colección, Andrade explica que «una de las más difíciles de conseguir a día de hoy es Marco Colombo». Este aventurero, que es una de las figuras más raras de la colección de Carlos, es una miniatura basada en el personaje de Cristóbal Colón que salió al mercado pensando en los coleccionistas, ya que «no tiene un rol específico dentro del juego». A día de hoy, esta figura, de la que se comercializaron muy pocas unidades, puede llegar a costar unos cuarenta euros. «Es un precio bastante elevado para una sola miniatura», reconoce el coleccionista nazarí.

No obstante, Marco Colombo no es la miniatura preferida de la colección de Carlos, ya que le tiene «más cariño» a otras. «Mis figuras preferidas son aquellas a las que más tiempo les he dedicado pintándolas y que luego han gustado a la gente», explica el vendedor. Entre estas otras piezas, destaca un demonio del Ejército de Nurgle que ha pintado recientemente y por el que ha desarrollado «un gusto especial», ya que ha cuidado mucho «los detalles de su acabado».

Y es que, para Carlos, el hecho de que estas piezas gusten al resto de aficionados a 'Warhammer' les da «un aliciente especial». Conviene recordar que la comunidad de este juego de estrategia lleva con pasión su afición. No en vano, cada año, por estas fechas navideñas, se venden miles de miniaturas que generan entre sus fans la alegría de un juguete navideño.