Los vecinos del Albaicín exigen explicaciones a los responsables políticos por la falta de médicos

Manifestación por la Salud del Albaicín/RAMÓN L. PÉREZ
Manifestación por la Salud del Albaicín / RAMÓN L. PÉREZ

Los numerosos cambios en la plantilla médica y la falta de estabilidad son los principales problemas a los que están sometidos los residentes

ÁNGELA MORÁNGranada

Cada 11 de cada mes, a las 11 de la mañana, los vecinos del Albaicín reivindicarán su derecho a la salud pública. Esta mañana como se viene haciendo desde el mes de julio, medio centenar de personas se han concentrado frente a las puertas del Centro de Salud y han marchado hasta el Centro Cívico del Albaicín para protestar y leer un manifiesto para que las instituciones responsables pongan solución a sus problemas. Durante los meses de verano los cerca de 9000 vecinos del Albaicín han estado atendidos por una plantilla médica que califican como «insuficiente». La plantilla médica está formada por cinco cupos médicos, pero según indican los vecinos, durante los meses de julio, agosto y, ahora, septiembre, no se están cubriendo estas plazas. «Este lunes solamente había un médico para atender tanto las citas como las visitas médicas, y da gracias que no se den urgencias», explicaba Carmen Marmo, vecina del barrio «de toda la vida».

La manifestación que ha tenido lugar esta mañana ha estado apoyada por personal médico que, dicen, entienden que el problema de la sanidad no es exclusivo de este barrio pero que, en este caso, existen unas particularidades concretas que agravan su situación. «Es un barrio envejecido que además cuenta con unos accesos en algunos casos imposibles para personas de avanzada edad, por esto, las visitas médicas a los hogares de los pacientes son muy numerosas y con tan poco perdonar es imposible», sotiene Marina García, miembro de la plataforma por la salud del Albaicín.

La rotación de médicos que se lleva sucediendo desde, dicen, principios de año, también saca a relucir otros problemas de atención que afectan directamente a la salud de los residentes. «El médico que más tiempo lleva en este centro tan solo acumula un año coma en muchas ocasiones tan solo consiguen estar tres meses si nos movemos en estos tiempos los profesionales no pueden realizar un seguimiento de los tratamientos que necesitan estas personas, recordemos que en su mayoría son personas ancianas».

Ahora, exigen que sus peticiones sean escuchadas e invitan a Carlos Ruiz Cosano, Concejal de Salud, Educación y Juventud del Ayuntamiento de Granada, a Indalecio Sánchez-Montesinos García, Delegado Territorial de Salud y Familias de la Juntad de Andalucía en Granada y a Leticia Soriano Carrascosa, Gerenta del Distrito Sanitario de Atención Primaria Granada -Metropolitano a qué acudan al barrio y conozcan en primera persona la problemática. «Los políticos ya hicieron una visita hace tiempo pero fue a traición porque se presentaron en el barrio sin avisar y no escucharon las quejas de los vecinos, vinieron de paseo», ha apostillado uno de los médicos residentes del centro y a la vez vecino del barrio.

Adrián Cardo, residente de cuarto año de medicina de familia del Centro de Salud Albaicín, defiende que las peticiones se han trasladado en varias ocasiones al SAS y que han recibido confirmaciones pero no acciones. «Nos dijeron que en septiembre se solucionaría y no se ha hecho. La última noticia que tenemos en cuanto a la relación de los concursos de traslado, una posible solución para el centro, es que la solicitud se retrasa hasta el 30 de octubre, por lo que en octubre tampoco estaría solucionada la falta de médicos», ha detallado Cardo. Asimismo, este residente ha destacado que los pacientes que acuden a los Centros de Salud no son sólo por problemas agudos, en concreto la población residente del Albaicín, en su mayoría, demanda un seguimiento de profesionales médicos y de enfermería que, dice, está perjudicado por los constantes traslados.